Inicio > Arte > Cuenca > La Colección > 

La colección

Manuel Millares

Las Palmas de Gran Canaria, 1926 - Madrid, 1972

Manuel Millares, que ya en 1948 realizaba en su ciudad natal la daliniana muestra Exposición superrealista, evolucionó enseguida hacia un arte más abstracto con sus Pictografías canarias de 1951 y sus Muros de 1954. Joan Miró, Paul Klee, el universalismo constructivo de Joaquín Torres García, los abstractos líricos europeos, los expresionistas abstractos norteamericanos, le permitieron un gran salto adelante.

"Antropofauna", 1970
Antropofauna, 1970

En 1955, Millares trasladó definitivamente su residencia a Madrid. Poco después descubrió las posibilidades expresivas de un material "pobre", la arpillera. En 1957, su exposición de arpilleras en el Ateneo de Madrid coincidió con la aparición del grupo El Paso, del que fue uno de sus fundadores. Pronto sus arpilleras negras, blancas y rojas, sin dejar de poseer una apariencia abstracta, se empezaron a articular en base a esquemas figurativos: es el ciclo de los Homúnculos, que en su extremada violencia tienen algo de parábola de la agitada historia del siglo xx. Millares no rehuyó los motivos históricos; Felipe II (Sarcófago para Felipe II, 1963; Museo de Arte Abstracto Español, Cuenca), la conmemoración de los "Veinticinco años de paz" franquistas (Artefactos para la paz, 1964), la exhibición de los cadáveres de Benito Mussolini y de Clara Petacci en Milán (ciclo de dibujos de 1971) o el caso Profumo, que conmocionó la vida política británica (Tríptico para un político, 1963). Un final apoteósico: las obras Humboldt en el Orinoco (1968) y Animal de fondo (1966) –título tomado de una obra de Juan Ramón Jiménez–, las Antropofaunas, los Neanderthalios.

Antropofauna es, precisamente, una obra clave del periodo final de Millares, aquel en el que triunfan el blanco sobre el negro, la luz sobre la sombra. Una emocionante sensación de equilibrio, un equilibrio frágil pero que a la postre cabe adjetivar de "clásico" emana de esta figura que despliega su extraño y roto perfil sobre un fondo blanco, ocre y rosa.

Juan Manuel Bonet

Este texto sólo puede reproducirse citando su procedencia:
Catálogo del Museu Fundación Juan March, Palma de Mallorca.