Inicio > Arte > Cuenca > La Colección > 

La colección

Eusebio Sempere

Onil (Alicante), 1923 - 1985

Eusebio Sempere fue uno de los primeros artistas que, después de la Guerra Civil, pasó por el Colegio de España en París, donde coincidió con Eduardo Chillida y Pablo Palazuelo, decidiéndose entonces, como ellos, por la práctica de la abstracción e interesándose por las construcciones de origen geométrico y por las corrientes que se derivan de ellas, como los relieves luminosos, el op art y el arte cinético, lo que le situó en la onda del Salon des Réalités Nouvelles y, más concretamente, de artistas como Victor Vasarely.

"Columna", 1974
Columna, 1974

Mientras que una parte de la abstracción explotaba entonces los recursos de la gestualidad, recurriendo al informalismo y al expresionismo, en el extremo opuesto se situaron aquellos que buscaban el orden formal a través de la geometría, generando figuras de perfiles rígidos, espacios pautados y apariencias frías. Aunque Sempere se interesó por los desarrollos geométricos, las líneas rectas perfiladas y la serialidad estructural, sus obras suelen escapar del rigor frío y de la monotonía propia de la abstracción normativa. Así, esta columna, está formada por un único módulo que se repite ensartado en un eje vertical. El módulo es una varilla metálica de sección cuadrada que forma una línea quebrada ortogonalmente y que responde a una geometría de proporciones métricas exactas. Todo parece conducir a la construcción de una obra de rigurosa apariencia y orden rígidamente impuesto, pero los módulos pueden girar libremente sobre el eje vertical de manera que con un simple roce de la mano por el extremo de los módulos estos cambian de posición y la columna de apariencia, pudiendo adoptar infinitas posiciones y permitiendo juegos ópticos provocados por el desplazamiento del espectador por la sala.

Javier Maderuelo

Eusebio Sempere fue, en la cerrada Valencia de los años cuarenta, donde había estudiado Bellas Artes, uno de los pioneros de la abstracción española. En el París de los cincuenta trató a algunos de los supervivientes de las vanguardias históricas y a algunos de los neoconstructivistas que entonces comenzaban a aflorar.

En aquel París Sempere participó en exposiciones colectivas, redactó manifiestos, construyó primitivas cajas luminosas y pintó una larga y espléndida serie de gouaches que constituye una de las cumbres de su arte.

"Las cuatro estaciones", 1980
Las cuatro estaciones, 1980

En 1960 regresó definitivamente a España. En su producción de aquel entonces, junto a obras rigurosamente constructivistas, encontramos otras más líricas, tras las que late una experiencia de la realidad.

Sempere cultivó simultáneamente la pintura y la escultura. Muchas de sus esculturas son móviles que, o son movidos por el viento –como los de Alexander Calder–, o llevan un motor incorporado, o son manipulables por el espectador. También fue autor de una importante obra gráfica, valiéndose principalmente de una técnica, la serigrafía, en la que él y su colaborador Abel Martín fueron consumados maestros. Una de sus más hermosas realizaciones en este terreno es la carpeta El romance de cuando estuvo en Cuenca don Luis de Góngora y Argote (1969), editada por el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca, ciudad donde, al igual que otros artistas, tuvo una casa.

Las cuatro estaciones es una suite de cuatro cuadros rotundos acerca de un tema muy querido por Sempere, que ya había titulado así de vivaldianamente su primera carpeta de serigrafías, editada en 1965 por Juana Mordó. Unas finísimas tramas de líneas paralelas, trazadas con tiralíneas, crean efectos de temblor, de transparencia y de profundidad, sugiriendo un clima paisajístico y lírico. Tal vez el secreto del poder de seducción de la obra semperiana radique en la sutileza con la que pasa de unos registros cromáticos a otros: en este caso, de los frescos primaverales a los fríos invernales, pasando por el esplendor del verano y por la madurez del otoño.

Juan Manuel Bonet

Este texto sólo puede reproducirse citando su procedencia:
Catálogo del Museu Fundación Juan March, Palma de Mallorca.