Inicio > Arte > Cuenca > La Colección > 

La colección

José Ramón Sierra

Olivares (Sevilla), 1945

Con formación como arquitecto, carrera que ha ejercido como profesional y como docente, su dedicación a las artes plásticas le llevó a formar parte del grupo de pintores denominado "generación abstracta sevillana", que se unió en torno a la revista Separata (1979-1981), de la que José Ramón Sierra fue colaborador y diseñador. Tanto esta revista como las exposiciones que promovieron las entonces incipientes galerías de arte locales dinamizaron la actividad cultural en los años de la transición política, introduciendo la modernidad en Sevilla.

"Camarín (Serie Pinturas al agua)", 1982
Camarín (Serie Pinturas al agua), 1982

Como pintor Sierra comenzó realizando retratos imaginarios de corte expresionista y, a finales de los años setenta, se interesó por la abstracción. Su obra acusa cierto dramatismo heredero del barroco sevillano, que se refleja claramente en este cuadro con la idea de representar un camarín, pieza arquitectónica litúrgica que se sitúa detrás de un altar sobre la que se dispone alguna imagen devocional. El cuadro parte del aprovechamiento de una pequeña puerta de madera, que se presenta abierta en la parte superior, dando origen a una trama de líneas que se articulan como lo hace un retablo, elemento frecuente en las iglesias andaluzas. Sin embargo, aquí no hay imágenes ni figuras, solo líneas y colores que se mantienen en un equilibrio formal entre orden geométrico y trazo expresivo y cromático, entre colores fríos (azules y grises) y agrios (amarillos y anaranjados), que en un retablo representan la pureza y el poder. Se trata de un cuadro estilísticamente abstracto que sin embargo mantiene indudables evidencias de una figuración que ancla sus raíces en el imaginario local, al reproducir estructuras formales y cromáticas propias de la cultura ancestral barroca.

Javier Maderuelo

Este texto sólo puede reproducirse citando su procedencia:
Catálogo del Museu Fundación Juan March, Palma de Mallorca.