Inicio > Arte > Cuenca > La Colección > 

La colección

Sarah Grilo

Buenos Aires (Argentina), 1919 - Madrid, 2007

Tras una inicial primera estancia en Madrid en 1950, Sarah Grilo vivió y trabajó en París y Nueva York, instalándose en 1970 definitivamente en España –con su marido (el pintor José Antonio Fernández-Muro) y sus hijos– donde vivió hasta su muerte en 2007. Cuando llegó a Madrid por segunda vez ya había desarrollado una amplia carrera como pintora en Argentina, donde fue miembro del Grupo de Artistas Modernos de Buenos Aires, y en Estados Unidos, pasando entonces de una inicial figuración poscubista a una abstracción de sustrato geométrico que derivó, tras su estancia en Nueva York, en unas obras de una gestualidad muy libre en las que las figuras han sido sustituidas por signos de carácter numérico y textual recurriendo a la imagen de los afiches desgarrados y los grafiti urbanos que recrea en sus obras con gran delicadeza y sentido plástico.

"Aviso", 1971
Aviso, 1971

Al llegar a Madrid mostró sus obras en la mítica Galería Juana Mordó (1972), donde exponían los pintores abstractos españoles. El cuadro Aviso, que fue adquirido entonces por Fernando Zóbel, es una muestra de este tipo de pintura que sintetiza el gestualismo del norteamericano Cy Twombly con las experiencias del letrismo, el cartelismo y el nouveau realisme franceses, destilando de todas esas influencias un estilo muy personal y característico. En este cuadro, sobre un fondo gris, como el de cualquier tapia, aparecen textos y cifras fragmentados, desgarrados y superpuestos, caligrafiados e impresos tanto del derecho como del revés, como suelen aparecer algunas veces en los muros callejeros en los que se pegan y superponen anuncios y avisos que el tiempo y la intemperie van desgarrando.

Javier Maderuelo

Este texto sólo puede reproducirse citando su procedencia:
Catálogo del Museu Fundación Juan March, Palma de Mallorca.