Temporary exhibition

Willi Baumeister [1889-1955]
Pinturas y dibujos

June 8 – December 10, 2011

EL CATÁLOGO

Catálogo

El catálogo, que acompaña la muestra, profundiza en la imagen que transmiten las obras de Baumeister. El ensayo del profesor Martin Schieder, de la Universidad de Leipzig, parte de una mirada al taller de Baumeister, para desarrollar desde ella un panorama de su obra. Y, en consonancia con las tres sedes donde se exhibirá la exposición, los tres ensayos siguientes tratan de la relación de Willi Baumeister con Suiza, España e Italia. Si la relación con Suiza está determinada, sobre todo, por la amistad, plena de intercambios, con Otto Meyer–Amden —quien, con su crítico antagonismo, suponía un desafío para Baumeister—, la de Italia está bajo el signo del razionalismo de la década de los 30, con las muestras de importantes artistas abstractos en la galería milanesa Il Milione, en la que Baumeister también expuso —formando parte brevemente del discurso crítico que alentó el arte italiano de esa época—. En el caso de España, fue el crítico Eduardo Westerdahl quien acogió la obra de Baumeister, publicando en 1934 una monografía sobre el artista. Después de la Segunda Guerra Mundial, la Escuela de Altamira, en Santillana del Mar, le invitaría a participar en sus congresos; menos conocidas son, sin embargo, las escenografías y figurines de Baumeister para la première del ballet El amor brujo de Manuel de Falla en Stuttgart en 1947. Elena Pontiggia y Hadwig Goez han desarrollado estas dos presencias internacionales de Baumeister en sus textos, aportando muchas novedades.

Finalmente, una selección de ensayos del artista —hoy apenas accesibles— completan la publicación. Estos textos presentan, de modo breve y conciso, temas esenciales en la obra de Baumeister —la legitimidad del arte abstracto, el significado de la superficie y las relaciones entre imagen y espacio, o entre color y espacio— y revelan la importancia que tenía para el artista el saberse situado dentro de ese continuo de la historia del arte, certeza que constituye en todo momento el punto de partida de su argumentación.