Web oficial de la Fundación Juan March
16 enero-3 mayo 2008

En torno a Andreas Feininger

The Photojournalist Dennis Stock
The Photojournalist Dennis Stock, 1951. © AndreasFeiningerArchive.com

“UNA LEYENDA DE LA FOTOGRAFÍA”

Aparece en todos los libros de referencia de fotografía; con frecuencia se habla de él como un pionero de la foto periodística moderna, un magnífico fotógrafo, una figura clásica de la historia de la fotografía, una leyenda de la fotografía. Junto a Ansel Adams, Bill Brandt, Alfred Eisenstaedt, André Kertész y Jacques-Henri Lartigue, Andreas Feininger fue incluido entre los seis mejores fotógrafos del mundo en una entrevista para la BBC que dirigió Peter Adam en 1983.

El pintor alemán Georg Baselitz dijo en una ocasión que con frecuencia pensaba que las mejores fotografías no necesitaban en absoluto del color. Esta podría ser una explicación simple de por qué el trabajo en blanco y negro, austero y esculturalmente lineal de Feininger no sólo se hizo famoso en el mundo entero sino que incluso pasó a los anales de la historia de la fotografía.

Feininger se consideraba a sí mismo un artesano que contemplaba su arte como la suma de sus talentos. La cámara, que a menudo comparaba con la máquina de escribir de un escritor, era su herramienta. La utilizó para combatir ‒obstinadamente, casi obsesivamente‒ el predominio de la fealdad.

Feininger no fue un fotógrafo aventurero como Robert Capa, ni tampoco un observador como  Henri Cartier-Bresson, que prefería esperar el “momento decisivo” ‒el punto en el que una situación se vuelve incluso surreal. Fue un explorador que permaneció fiel a los postulados tradicionales de la belleza.

Es fácil entender su cosmos fotográfico. A lo largo de su vida le fascinaron dos áreas temáticas, que, como él solía decir, le hablaban. Una de ellas era la vida urbana del siglo XX: le atraían sus utopías, no sus conflictos. La otra eran las formas naturales, aunque Feininger no deseaba únicamente documentarlas: se interesaba por su geometría, ornamentación y aspecto monumental.

(Del ensayo de Thomas Buchsteiner, El lenguaje de la imagen: “Lo que ves es lo que hay”, en el catálogo)


MAESTRO DEL REPORTAJE FOTOGRÁFICO COMO EXPRESIÓN ARTÍSTICA

Andreas Feininger es el representante tipo de una cultura de la fotogenia y de la imagen fija espectacular, a la que se opusieron los creadores del estilo documental moderno, entre ellos Walker Evans y Cartier-Bresson, tras apartarse del esteticismo de los autoproclamados primeros maestros de la straight photography (fotografía directa o pura) (Stieglitz, Strand). (...)

Caja torácica de un gorila
Caja torácica de un gorila, 1951. © AndreasFeiningerArchive.com

En el caso de Andreas Feininger, la fotografía experimental europea se ha transformado en fotografía creativa. El hijo del pintor y profesor de la Bauhaus Lyonel Feininger se formó en Alemania y, obligado a exiliarse, trabajó durante mucho tiempo (entre 1933 y 1939) en Suecia, aunque la parte esencial de su carrera la desarrolló en Estados Unidos, donde trabajó para Life entre 1943 y 1962. Es uno de aquellos fotógrafos que concedieron importancia a la imagen como elemento conciliador –o reconciliador– del libro y el periódico, de las bellas artes y los medios de comunicación. A su modo de ver, el reportaje fotográfico es parte de la información visual al servicio de la ilustración. Pero, más que la actualidad y la historia, el ámbito de estudio que nunca dejó de reivindicar es la naturaleza, en la que ve a la vez un repertorio inagotable de formas que interpretar y un modelo de expresión artística. La actualidad es, además, una noción ambigua. En el sentido periodístico del término, designa los acontecimientos o los hechos y proezas que pueden ser objeto de una crónica. Pero Feininger se interesa sobre todo por el presente y por la presencia del hecho visual documentado, en su doble naturaleza óptica y química. Esta actualidad es propia de la fotografía, que se distingue así de la ficción pictórica. Al mismo tiempo, considera que la interpretación del fotógrafo del tema actual, al igual que los procedimientos de creación de la imagen derivados de la grabación, hacen de la fotografía un arte gráfico.

Su gusto por la claridad gráfica (“clearness in line and form”) le sitúa más bien en la Nueva Objetividad, que adapta las normas de la espectacularidad de la gran prensa ilustrada. Mientras que Moholy-Nagy trataba de representar la condición cinemática de la vida moderna, Feininger da preferencia a la composición estática y a la imagen tipo; busca una permanencia y una estabilidad dentro de la complejidad y la abundancia visual, que asocia a la naturaleza.

(Del ensayo de  Jean-François Chevrier, Andreas Feininger, fotógrafo-anatomista, en el catálogo)


Museu d’Art
Espanyol Contemporani,
Palma

(Fundación Juan March)
Sant Miquel, 11
Palma de Mallorca

Horario de visita
De lunes a viernes:
10-18,30 h.
Sábados: 10,30 -14 h.
Domingos y festivos: cerrado

Entrada libre