menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario

La biblioteca personal de Fernando Zóbel de Ayala, una biblioteca de artista

El pintor Fernando Zóbel (Manila, 1924–Roma, 1984) donó a la Fundación Juan March en 1980 un conjunto de documentos imprescindibles para el conocimiento de su obra y el estudio del arte abstracto español: la colección de obras de arte de su propiedad expuestas en el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca, sus cuadernos de apuntes y diarios, su archivo fotográfico, el archivo profesional que registra parte de su actividad profesional y su biblioteca.

Nacido en Filipinas en una familia española con negocios en las Islas, estudió en Madrid y en Manila. En 1946 ingresó en la Universidad de Harvard para cursar estudios filosofía y letras y arte, hasta su graduación en 1949. Trabajó como investigador bibliográfico en la biblioteca de dicha Universidad. Volvió a Filipinas para encargarse de los negocios familiares y, entre 1954 y 1956, viajó por Estados Unidos y Europa, entrando en contacto con numerosos pintores abstractos, lo que le lleva a abandonar su pintura figurativa y dedicarse a la abstracta. En 1961 se estableció en Madrid y posteriormente se trasladó a Cuenca, cimentando su amistad con pintores españoles como Gerardo Rueda, Luis Feito o Gustavo Torner, con ayuda de los cuales funda el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca, situado en el enclave privilegiado de las Casas Colgadas, que se inaugura en 1966 y que sostuvo y dirigió hasta su fallecimiento en 1984. Cuenca y su río Júcar supondrían una fuente de inspiración constante para su obra. En 1980 donó el Museo a la Fundación Juan March, quien acrecienta la colección y es titular desde entonces.

Varios Ex libris de la biblioteca de Fernando ZóbelVarios Ex libris de la biblioteca de Fernando Zóbel

La biblioteca de Fernando Zóbel fue seleccionada a lo largo de los años por él mismo; iniciada durante su etapa de formación en Harvard, no cesó de verse enriquecida con nuevos títulos y de manera especial desde mediados de los cincuenta hasta finales de los ochenta.

La colección en la que predominan los libros y revistas sobre arte en cualquiera de sus épocas y estilos, las enciclopedias, los libros de artista y los libros ilustrados, los catálogos de exposiciones y las monografías de artistas tanto españoles como extranjeros, la convirtieron en una biblioteca de referencia de arte que Zóbel puso a disposición de investigadores y artistas en el espacio dedicado a estudio y a biblioteca que, desde su inauguración en 1966, contó el Museo.

Contenido

La biblioteca que conserva la Fundación Juan March incluye algo más de 2.000 libros. Aunque predominan los libros publicados a partir de 1950, hay unas 200 monografías anteriores, de los siglos XIX y la primera mitad del XX; incluso hay dos ejemplares fechados en 1626 y 1768. La temática se centra fundamentalmente en historia del arte, pintura, dibujo y técnicas pictóricas y de impresión. Abundan las monografías de artistas y la sección de arte oriental, en especial chino, indio y japonés, y merece mención el apartado de ensayo y literatura, fundamentalmente anglosajona, y el amplio abanico de lenguas representadas.

Al tratarse de una biblioteca de origen personal no es extraño encontrar libros firmados por Zóbel (431) cuya signatura se va haciendo más esquemática con el transcurso del tiempo, libros con ex libris (233), dedicados (234), anotados (144) o libros con marcapáginas y traspapeles (217) de toda índole, así como un número considerable de casos que hablan de sus intereses y que conforman colecciones y grupos especialmente relevantes como la dedicada a catálogos adquiridos con regularidad en las visitas a museos y exposiciones, la colección de fotolibros y de libros de artista que testimonian su gusto por la edición, el diseño y el libro o la dedicada al arte oriental, en concreto indio, chino y japonés.

La biblioteca es de gran valor por la variedad de los autores y de los temas, las ediciones y encuadernaciones únicas, los libros de arte y caligrafía chinas y japonesas, hoy aún de difícil presencia en las bibliotecas académicas y que ya estaban consultables para la lectura y la investigación (y la inspiración) en Cuenca a mediados de los sesenta. La biblioteca, una biblioteca de artista, merecía el tratamiento especial que recibe en el repositorio digital, que ahora la articula como legado y la pone en valor para el estudio de la vida y la obra de Fernando Zóbel.

Tratamiento documental

Gracias a una catalogación exhaustiva comenzada en enero de 2016, con abundantes notas adicionales, se ha conseguido un mapa de los temas presentes en la biblioteca, las áreas geográficas representadas, los autores, artistas, ilustradores, editores literarios, fotógrafos e instituciones (museos, salas de exposiciones, editoriales e impresores) que recogen los 2.100 títulos que componen la biblioteca personal de Zóbel.

Una limpieza, restauración y forrado de cada ejemplar han precedido a la digitalización de un número de páginas que en cada caso describen el ejemplar: la cubierta, la portada interior, las solapas con información, el índice, alguna página ilustrativa del contenido, junto a la firma, la dedicatoria, los traspapeles o los exlibris.

La visita virtual

La Biblioteca-Legado Fernando Zóbel es un repositorio digital similar al resto de las colecciones construidas con el conjunto de desarrollos que componen el sistema Islandora, gracias al trabajo interdepartamental de curación y programación de datos realizado en Biblioteca, la programación web (Informática), la maquetación y la implementación en web (Departamento de Comunicación y Multimedia) y la visión y el apoyo del Departamento de Museos y Exposiciones de la Fundación Juan March.

La digitalización ha supuesto un total de 12.036 páginas, la creación de 2.100 archivos PDF y ha sido realizada in situ por la empresa Arte Digital 2012.

Asimismo se ha obtenido la pertinente autorización de los autores para la reproducción en el Portal tanto de la fotografía superior del retrato de Fernando Zóbel en casa de Gustavo Torner en Cuenca, 1967, realizada por Jaume Blassi como de la fotografía inferior de la biblioteca del Museo de Arte Abstracto Español, en Cuenca, del fotógrafo Santiago Torralba.

Localización y Condiciones de uso

El grueso de la biblioteca se encuentra depositada en la Biblioteca de la Fundación Juan March en Madrid. Una muestra representativa (unos setecientos libros) se encuentra accesible en el Museo de Arte Abstracto español de Cuenca.

Tras la muerte de Zóbel en 1984, la Fundación siguió nutriendo la biblioteca del Museo, hasta que en 1996 la Fundación donó cerca de 18.000 documentos a la Biblioteca Municipal "Escuelas Aguirre" y a la de la Facultad de Bellas Artes depositados en la Biblioteca de la Universidad de Castilla – La Mancha (Cuenca), ante la necesidad de utilizar las salas ocupadas por almacenes de obra y la biblioteca en espacios para exposiciones temporales.

Los libros que en la actualidad forman la biblioteca personal de Fernando Zóbel depositados en el Museo y en la Fundación Juan March son materiales de consulta en sala. Únicamente pueden prestarse con fines expositivos y con el seguro de préstamo correspondiente.

La biblioteca de Fernando Zóbel fue seleccionada a lo largo de los años por él mismo; iniciada durante su etapa de formación en Harvard, no cesó de verse enriquecida con nuevos títulos y de manera especial desde mediados de los cincuenta hasta finales de los ochenta.
Biblioteca de Fernando Zóbel, 1962Biblioteca de Fernando Zóbel, 1962

Navegación por índices

Autoridades

Materias