Viernes Temáticos

Las pasiones del alma

Este ciclo tuvo lugar Del al

Desde la Antigüedad, la música tiene atribuida la capacidad de expresar emociones y conmover al oyente. Pero fue en los siglos XVII y XVIII cuando se llevó a cabo un estudio más detallado de las conexiones entre el arte de los sonidos y la expresión de las pasiones. El tratado Las pasiones del alma (Les passions de l’âme) de René Descartes, publicado en 1649, sirvió como fundamento teórico en el que encontrar un catálogo limitado de pasiones estereotipadas susceptibles de ser representadas. La admiración, el amor, el odio, el deseo, la alegría y la tristeza aparecen establecidas como las seis pasiones primarias de las que, según el racionalismo cartesiano, derivaban todas las demás. En este contexto, la aplicación de principios retóricos sobre la música será la herramienta más adecuada para conseguir "mover los afectos" del oyente y causarle unos sentimientos análogos a los imitados por la música.

Cada uno de los conciertos de este ciclo se basa en una de las pasiones del alma enunciada por Descartes y explora los repertorios que las imitan. El último concierto expone la Ofrenda musical de Bach, compuesta según algunos estudiosos siguiendo fielmente la Institutio oratoria de Quintiliano, el tratado de referencia para el estudio de la oratoria durante la Edad Moderna.

Conciertos de este ciclo