Conciertos del Sábado

Sonatas rusas para violonchelo

Del al
“Cuando comencé a tocar el chelo, en seguida me enamoré del instrumento porque se asemejaba a la voz – mi voz”. Estas palabras de Mstislav Rostropovich explican por qué la sonata para violonchelo alcanzó notables dimensiones en el siglo XIX, dada la calidez y humanidad de su timbre. Este ciclo presenta en tres conciertos un recorrido cronológico por las obras más notables escritas por compositores rusos: desde la época de Borodin y el nacionalismo de Los Cinco pasando por el postromanticismo de Rajmáninov, hasta adentrarnos en la era soviética con Shostakóvich y Prokófiev para culminar con la generación que vio el desmoronamiento de la URSS, como Weinberg y Schnittke.

Conciertos de este ciclo