Ciclos de Miércoles

Música para la viola

Este ciclo tuvo lugar Del al

Casi siempre con funciones un poco secundarias tanto en la orquesta como en la música de cámara, la viola es un instrumento de timbre bellísimo y muy difícil de unificar: sus sonidos agudos tienden hacia el violín, mientras que los graves miran hacia el violonchelo, y en esta misma ambigüedad está el secreto del instrumento y de los intérpretes que a él se dedican. Desde el punto de vista de la organología, y dadas las funciones que ha de cumplir en el entramado polifónico, la viola moderna es un poco más pequeña de lo que hubiera debido ser: hay un salto excesivo entre su tamaño y el del violonchelo. Pero en esto de las familias instrumentales hay misterios tan insondables como en cualquier otro aspecto de la vida. En resumen, hacer sonar las cuatro cuerdas de la viola con personalidad propia y lograr que en el paso de unas a otras continuemos oyendo el mismo instrumento, es el secreto a voces de un buen violista.

Conciertos de este ciclo