Conciertos del Sábado

Fantasías, paráfrasis y glosas sobre óperas

Este ciclo tuvo lugar Del al

La difusión de los fragmentos más populares del teatro musical, desgajados ya de la acción escénica, fue práctica habitual desde el nacimiento del género. Además, muchos compositores tomaron como punto de partida melodías operísticas para hacer variaciones, paráfrasis, fantasías y glosas sobre ellas. En una época anterior a la de la reproducción mecánica de la música, estas nuevas obras cumplían también una labor de difusión que, de otro modo, no se hubiera realizado. El piano, en el siglo XIX, fue el instrumento que recibió un mayor número de estas composiciones basadas en modelos ajenos al compositor. Pero otros muchos instrumentos hicieron también las delicias del público recordándoles las obras que ya conocían o presentándoles las que aún no se habían popularizado. En este ciclo hemos elegido la flauta (a solo o en dúo), el violín y el violonchelo, pero podían haber sido muchos más.

Conciertos de este ciclo