Ciclos de Miércoles

Mendelssohn: obra para piano

Este ciclo tuvo lugar Del al

En su obra pianística, Mendelssohn abordó las grandes formas, y en este ciclo se incluyen dos de sus sonatas primerizas, las Op. 6 y Op. 106, escritas con un solo año de diferencia (1826/1827) a pesar de la distancia entre sus números de catálogo (la explicación es sencilla: la Op. 106 no se publicó en vida del autor, sino en 1868). Pero, como casi todos los románticos, Mendelssohn encontró en las formas breves pianísticas, sin excesivas preocupaciones formales, una especie de diario íntimo en el que se manifestó con mayor originalidad y singular encanto. Especialmente, en las famosas Canciones sin palabras (Lieder ohne Worte), de las que llegó a escribir más de medio centenar, casi todas publicadas en ocho grupos de seis "canciones" cada uno. El modelo confesado es el Lied, es decir, la canción "cantada" -si se nos permite la redundancia-, pero al suprimir el poema y convertirla en una canción instrumental se añade más misterio, más ambigüedad, deja más libre la fantasía del oyente.

Conciertos de este ciclo