Ciclos de Miércoles

Piano a cuatro manos

Este ciclo tuvo lugar Del al

La literatura musical destinada al piano tocado por dos intérpretes —de ahí lo de las cuatro manos— nace prácticamente con el instrumento y nunca ha cesado de crecer hasta en nuestros días. Pero además de su abundancia, produjo obras de una calidad excepcional que, sin embargo, raras veces se escuchan. Es legítimo preguntarnos por las causas de estas partituras cuando el piano tocado por un solo intérprete tiene tantos recursos. No se trata, solamente, del mayor volumen sonoro que los dos intérpretes pueden producir. Es más bien la lucha dialéctica de dos personalidades distintas, de dos fuerzas interpretativas oponiéndose y concertándose ante el mismo teclado. También, la mayor claridad polifónica que las cuatro manos, como las cuatro voces de la polifonía clásica, pueden conferir al discurso musical. Era, en definitiva, la posibilidad de hacer música de cámara con un solo instrumento.

Conciertos de este ciclo