Ciclos de Miércoles

Händel, en los 300 años de su nacimiento

Este ciclo tuvo lugar Del al

Estricto contemporáneo de J. S. Bach y de D. Scarlatti, la significación del arte de Haendel ha seguido una línea más regular que las de sus dos coetáneos. Nunca dejó de estar presente en la música europea, aunque lógicamente la publicación de su Opera Omnia por Chrysander —en competencia con la de Bach por Spitta— puso ya, desde la segunda mitad del siglo XIX, prácticamente toda su obra a disposición de intérpretes y oyentes. Haendel es tal vez el mejor ejemplo de ese intento de unificar los gustos musicales de cada nacionalidad europea perfectamente definido por F. Couperin en su célebre serie de conciertos Les goûts réunis de 1722-24. En su paleta hay el gusto de su Alemania natal, el de la Italia de sus cantatas de cámara, el francés de algunas de sus páginas para clave y el inglés que pudo observar en la tradición del gran genio H. Purcell.

Conciertos de este ciclo