Ricardo García Cárcel
ver vídeo

El Santo Oficio ha constituido históricamente uno de los temas que más ha atormentado la memoria conflictiva de los españoles, ya que abrió un foso de separación entre perseguidores y perseguidos que ha marcado, con sus secuelas, el guerracivilismo de nuestra historia. La Inquisición empieza a ser historia antes incluso de su final. En el marco del debate político sobre su futuro, en las Cortes de Cádiz, los historiadores en 1811 ya polemizaban sobre el pasado histórico de la Inquisición. Llorente y Puigblanc jugaron fuerte, con argumentos distintos, en contra de la Inquisición; Vélez y Alvarado se pronunciaron rotundamente a favor de la continuidad del Santo Oficio en función de sus méritos pretéritos. La abolición de la Inquisición fue fugaz y Fernando VII la restauró en 1814. La dialéctica de los historiadores ante la Inquisición, antes de su definitiva supresión, en 1834, estará condicionada por las circunvoluciones políticas del reinado de Fernando VII. La abolición de la Inquisición coincidirá con el comienzo de las guerras carlistas. Hasta la Restauración, el debate historiográfico sobre la Inquisición se reconvertirá en la gran polémica sobre la tolerancia religiosa en España. Los historiadores dividirán sus posiciones entre el canon católico-conservador y el liberal. Nacionalcatolicismo y anticlericalismo frente a frente.

Pero más allá de la bipartición ideológica es bien visible también una memoria histórica que mixtificará los arquetipos ideológicos canónicos de una y otra orilla. El pensamiento de Modesto Lafuente, al respecto, es bien significativo. En esta conferencia se recorre la trayectoria de las posiciones de los historiadores ante la Inquisición: sus defensores, sus críticos y las terceras vías que fustigan la Inquisición desde un catolicismo tímidamente liberal.

Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal