Joana Bonet
Joana Bonet
Joana Bonet
ver vídeo

Ciclos de conferenciasCoco Chanel. La escalera de caracol

URL:
  • Fecha: 4/03/2014
  • Presentación:
    • Lucía Franco

La escalera de caracol es una metáfora que podría resumir la vida de Coco Chanel: su ascensión social y cultural, su relación con el éxito y la fama, pero a la vez su soledad, sus altos y bajos en el amor y su caparazón con el que se protegía del mundo. Por otro lado, es un hecho objetivo la importancia de la escalera en su vida ya que representó su lugar preferido para observar a las modelos en su casa de costura del 21 de la Rue Cambon, un lugar emblemático y archifotografiado con ella a pie de escalera o en sus peldaños, dando los últimos retoques a los trajes antes de ser exhibidos.

Huérfana a los 12 años, pasó unos años de su vida en el orfanato. Fue dependienta de mercería, camarera, e incluso corista… Muy solicitada por los oficiales, se enamoró de uno de ellos, un jinete de buena familia, gracias al cual se inicia como sombrerera en París. Allí conoce a Arthur Capel –acaso el hombre más determinante en su vida– quien la impulsa a montar una casa de modas: en 1910, con 27 años, se instala en el 21 de la Rue Cambon, y dos años más tarde, en Deauville, estalla su fama.

Revolucionaria de la imagen. Empodera a la mujer con su liberación. Es la auténtica creadora que terminó con el Siglo XIX en cuanto a moda y costumbres se refiere. Su vida está llena de luces y alguna sombra, de golpes maestros y genialidades.

Amiga de Misia i José María Sert, Picasso, Cocteau, Diaghilev, Stravinsky, Pierre Reverdy, el duque de Westminster… Coco Chanel fue un símbolo creativo y aglutinador en los años 20, punta de lanza de las vanguardias que colaboró con los grandes artistas de la época.

En los años  treinta empezó a diseñar para Hollywood: Marlene Dietrich, Greta Garbo, Gloria Swanson… Colette escribe su vida. Chanel viaja con Visconti, hospeda a Dalí, trabaja con Renoir. Al estallar la guerra europea cierra su casa de modas y se convierte en sospechosa colaboracionista por sus amistades con un oficial alemán. En los años cincuenta reaparece en el mundo de la alta costura, y triunfa.

Hecha a sí misma, luchó en igualdad de circunstancias que los hombres, fue la reina del aforismo: “una mujer que no se perfuma no tiene el más mínimo porvenir” y llegó a tener más de 3500 empleados.

Coco Chanel fue una modista conceptual; se rodeó de intelectuales y aristócratas, democratizó la moda y consiguió que su ropa la vistieran mujeres de distintas clases sociales. Controvertida, exigente, difícil, con una relación compleja con el amor, su temperamento y su talante marcó un legado que a día de hoy sigue siendo absolutamente vigente, y que continúa marcando las tendencias.

Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal