Miguel Ángel Elvira
Miguel Ángel Elvira
Miguel Ángel Elvira
ver vídeo

El año 429 a. C. marca, con la muerte de Pericles, el final de una generación, de un “siglo” que los atenienses dedicaron a consagrar su propia gloria y la de su diosa, Atenea. Deseando reafirmar su rango olímpico después de las destrucciones causadas por los persas en la Acrópolis, levantaron, utilizando incluso restos de los edificios caídos, estatuas y monumentos asombrosos en su honor: unas obras que, de forma inmediata, pasaron a ser “clásicas”, modélicas para griegos y romanos. Cabe hoy evocar a la diosa en sus distintas efigies, analizar los blancos templos que se proyectaron para ella y buscar las claves del más ambicioso de todos: el Partenón.

Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal