Emilio Gutiérrez Caba
Emilio Gutiérrez Caba
Emilio Gutiérrez Caba
ver vídeo

Leyenda o realidad el Golem discurre por las páginas de la literatura europea desde el Medioevo y llega casi hasta nuestro días con la búsqueda de la formula mágica que crea un superhombre a partir del barro. Ese superhombre al que el judío Loew infunde vida en el barrio judío de Praga y que llega muy pronto al cine, en 1914 de la mano de Paul Wegener, quien interpreta también el film. En 1916 se rueda en Dinamarca otra versión de la leyenda, dirigida esta vez por Urban Gad. En 1917 el propio Wegener filma El Golem y la bailarina. Hasta que, finalmente, en 1920 el mismo director insiste en el tema para rodar una cinta escalofriante que se podría decir inaugura, dentro del mundo del cine, la figura del androide, del hombre artificial.

Excelentemente rodada, con una magistral fotografía en blanco y negro de Karl Freund. Posteriormente, en 1936, Julián Duvivier, rueda otra versión del mito. En 1951 el mismísimo cine checo rueda su propia película sobre la leyenda y Peter Beauvais, en 1971, dedica un telefilme para la televisión alemana al mismo tema.

Esta verdadera joya del cine mudo sienta las bases, como antes escribí, para que el cine mundial acoja la temática de los humanoides, de las criaturas fantasmagóricas que el ingenio humano puede crear a partir de sus ambiciones, de sus temores o de su altruismo. Criaturas que, llegadas a un punto, adquieren vida propia, sentimientos propios y se descontrolan, enloquecen. Tal vez son ni más ni menos que un reflejo de sus creadores que, abandonando su frágil condición, creen ser capaces de inmortalizarse desafiando todas las leyes humanas y divinas.

Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal