Ramón Andrés
Ramón Andrés
ver vídeo

Luis XIV aspiró a encarnar él mismo la representación del poder. La etiqueta cortesana prescribía qué músicas debían acompañar el rey en cada momento del día, pero en las estancias íntimas del palacio resonaban otros sonidos: los del rey tocando la guitarra, un instrumento que ayudó a popularizar.

Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal