De izda. a drcha.: David Lorente, Pepa Pedroche, Cecilia Lavilla Berganza, Gerardo Arriaga y Daniel Orgaz
De izda. a drcha.: Alberto Romero Ferrer, Pepa Pedroche, Cecilia Lavilla Berganza, Gerardo Arriaga y Daniel Orgaz
De izda. a drcha.: Daniel Orgaz y David Lorente
Alberto Romero Ferrer
ver vídeo

La aparición de Ramón de la Cruz en los escenarios madrileños de la segunda mitad del siglo XVIII supuso un importante revulsivo para el teatro español, justo en uno de sus momentos de crisis más importantes. Se estaba produciendo el conflictivo relevo de los modelos corralescos, de fuerte arraigo en la tradición hispánica, hacia los modernos formatos del teatro-espacio burgués. Un profundo cambio que afecta a todos los elementos del espectáculo: espacio y edificio, configuración del escenario, repertorios, actores y compañías, nuevas funciones de la comedia, plena incorporación de la música, el dogmatismo neoclásico en temas y preceptiva. Un largo etcétera de elementos, que recoge de manera muy activa la amplia producción dramática de Cruz, tanto en sus comedias y dramas como en la revolución del género breve del sainete y la tonadilla escénica, así como en los formatos más extensos de la zarzuela moderna.

Es en el género breve –más de trescientas piezas– y en la zarzuela burlesca –tal vez los géneros que más apetecían los cambios de la época– donde se va a producir la incursión de una serie de códigos estéticos, dramáticos y musicales que, sin desertar de la tradición anterior, acometerán una colorista y satírica visión de las transformaciones que estaban sacudiendo la sociedad y la mentalidad española de la Ilustración por la vía de la impostura cómica y la copia paródica de dichas realidades. Una manera de interpretar el entorno muy similar a la que por aquellas mismas décadas focalizará Francisco de Goya en sus cartones para tapices, pinturas y caprichos. Una obra como Manolo (1769), "tragedia para reír o sainete para llorar", podía ser un magnífico ejemplo de todos estos conflictos de la Ilustración visualizados a través de un original imaginario casticista compartido con el pintor de Fuendetodos que, a partir de entonces, se configura como una de las iconografías más representativas del dieciocho peninsular.

  • Romero Ferrer, A., “Performing the Peninsula: Costumbrismo and the Theatre of the 18th and 19th Centuries”, en Javier Muñoz-Basols, Laura Lonsdale y Manuel Delgado (eds.), The Routledge Companion to Iberian Studies, Routledge-Taylor & Francis Group: Londres-Nueva York, 2017, pp. 368-379.
  • -----, “La escenografía teatral de la sociabilidad popular: cafés, patios de vecinos, tabernas, ferias y verbenas (del sainete a la zarzuela)”, en Eva Mª Flores Ruiz (ed.), Casinos, tabernas, burdeles: ámbitos de sociabilidad en torno a la Ilustración, Presses Universitaires de Toulouse-Le Mirail: Toulouse, 2017, pp. 105-125.
  • -----, “Ramón de la Cruz o el arte nuevo de hacer sainetes: «pensar como los sabios y hablar como el vulgo»”, en Elena de Lorenzo Álvarez (ed.), Perfiles de autor en el siglo XVIII, Ediciones Trea: Gijón, 2017.
  • Sala Valldaura, J. M., “Ramón de la Cruz, crítico de sí mismo: el Prólogo de 1786”, en Ínsula, n. 574, 1994, pp. 5-7.
  • -----, “Ramón de la Cruz entre dos fuegos: literatura y público”, en Josep Maria Sala Valldaura, El sainete en la segunda mitad del siglo XVIII, la Mueca de Talía, Edicions de la Universitat de Lleida: Lleida, 1994, pp. 67-80.
  • -----, “El majismo andaluz en los sainetes de González del Castillo”, en Emilio Palacios Fernández y Javier Huerta Calvo (coords.), Al margen de la Ilustración. Cultura popular, arte y literatura en la España del siglo XVIII, Rodopi: Ámsterdam, 1998, pp. 145-168.
Escríbenos un comentario sobre este contenido:


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal