Andrés Ibáñez
Andrés Ibáñez
Andrés Ibáñez
ver vídeo

La simpatía de Rusia por España tras la derrota de Napoleón favoreció la proliferación de las canciones de inspiración española en los salones rusos a comienzos del siglo XIX. El viaje de Glinka a la península en 1845 reforzó los vínculos musicales entre los dos países, y la llegada de los “Niños de Rusia” durante la Guerra Civil permitió a Shostakóvich conocer un repertorio que no dudó en armonizar.

Escríbenos un comentario sobre este contenido:


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal