Felipe B. Pedraza Jiménez
Felipe B. Pedraza Jiménez
Felipe B. Pedraza Jiménez
ver vídeo

A partir de la revolución romántica, Lope de Vega pasó a ser considerado fundalmentalmente un dramaturgo trágico. Hoy sus obras más leídas son dramas históricos, alejados en el tiempo de sus primeros espectadores, en los que predominan las situaciones graves y dolorosas, con una presencia constante de la violencia y la muerte: Fuenteovejuna, El caballero de Olmedo, Peribáñez y el comendador de Ocaña, El castigo sin venganza… Sin embargo, es bien sabido que Lope se consideraba a sí mismo un poeta esencialmente cómico y que los lectores y espectadores de los cuatro siglos que nos separan de su vida de artista han atendido siempre con particular delectación a La dama boba, La discreta enamorada o El perro del hortelano.

Este Lope cómico siguió una apasionante evolución, fue cambiando sus registro y recursos para ofrecer a su público nuevos alicientes en cada de una de las etapas de su producción. Desde las bromas sexuales y los chistes escatológicos de su periodo inicial, al humor sicológico de las primeras décadas del siglo XVII, y a la comicidad vodevilesca de los últimos años de su vida. Seguir su trayectoria es adentrarnos en la complejidad y variedad de su inmensa creación dramática.

Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal