Luis Fernández-Galiano
De izda. a drcha.: Luis Fernández-Galiano y Lucía Franco
ver vídeo

Tras el Armisticio que puso fin a la Gran Guerra, París se convirtió en la ciudad favorita de la intelligentsia internacional y una indubitada capital de las artes. Desvanecidos los fulgores de la Belle Époque tras el drama bélico, la urbe embellecida por la colosal transformación de Haussmann vivió unos años de feliz explosión creativa, descritos por Ernest Hemingway como una fiesta permanente.

Fue el tiempo de Cocteau y su retorno al orden, de Breton y la revolución surrealista, de Diághilev y los Ballets Rusos, de Ravel o Eric Satie, de Modigliani y la variopinta Escuela de París: una etapa presidida por la gigantesca figura de Picasso, que había abandonado ya el cubismo desarrollado junto a Braque, pero que vio florecer sus geometrías analíticas en la obra de un arquitecto que adoptó el nombre Le Corbusier en 1920, construyó villas blancas y abstractas para los mismos americanos que compraban pinturas de Picasso y propuso transformaciones radicales de París. En 1925 su pabellón del Esprit Nouveau se alejó de la estética kitsch del Art déco dominante en la gran exposición de ese nombre, y en la de 1937 su discípulo Sert levantó un pabellón de la España en guerra con el Guernica como icono. Pero la futura conflagración se anunciaba allí en los pabellones enfrentados de Alemania y la URSS, y si nuestro relato ha llevado su término hasta 1945 es solo para recordar la colaboración de Le Corbusier con el régimen de Vichy o los estrenos de Sartre en el París ocupado.

  • Hemingway, E. (1964), París era una fiesta, Lumen: Barcelona, 2013.
  • Stein, G. (1933), Autobiografía de Alice B. Toklas, Lumen: Barcelona, 2014.
Escríbenos un comentario sobre este contenido:


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal