De izda. a drcha.: Germán Vega García-Luengos, Karina Garantivá y Francesco Carril
Germán Vega García-Luengos
Francesco Carril
Karina Garantivá
De izda. a drcha.: Karina Garantivá y Francesco Carril
De izda. a drcha.: Karina Garantivá y Francesco Carril
Francesco Carril
Germán Vega García-Luengos
De izda. a drcha.: Germán Vega García-Luengos y Karina Garantivá
Germán Vega García-Luengos
Karina Garantivá
ver vídeo

Pocos personajes del teatro universal nos impresionan tanto como este príncipe polaco arrastrado por circunstancias excepcionales a pensamientos y actos extremos, que el espectador descubre sin tregua. La acción que protagoniza Segismundo, junto a las otras figuras que comparten su peculiar gran teatro del mundo, es de tal exuberancia que hasta para soñada le parece excesiva: "que no es posible que quepan / en un sueño tantas cosas". Pero el vértigo de tantos sucesos no le impide –más bien le exige– pensar y decidir; y no sobre cuestiones menores, sino sobre las más radicales que cabe plantearse al hombre, y que en ese momento de la Modernidad europea eran objeto de atención por las mentes más reflexivas: la esencia y el sentido de la vida, la libertad, el comportamiento moral, los límites del poder, la dignidad personal, la educación, el amor. Y todo verbalizado con magníficos versos, grabados en la memoria de la gente por generaciones.

Calderón profesaba a La vida es sueño una estima especial, adelantándose a la que hoy disfruta. No tenía treinta años cuando la compuso a base de combinar genialmente lo que el pensamiento y la literatura de la época le ofrecían, empezando por esa metáfora troncal del sueño de la vida, tan apropiada para expresar la fugacidad, la inestabilidad, el engaño de los sentidos que caracterizan la concepción del mundo en el Barroco. Y otro tanto puede decirse del resto: nada hay en su textura dramática que no hubiera sido utilizado por la Comedia Nueva, que ya entonces había producido miles de textos para atender la adicción teatral de un público de variada condición.

Seguirle los pasos a Segismundo, analizar sus actos y palabras y, sobre todo, compartir sus preguntas e inquietudes sobre nosotros mismos es el propósito de la sesión, donde podremos oír las palabras del propio Calderón en algunas de las voces más cualificadas del panorama actoral.

  • Calderón de la Barca, P., La vida es sueño, Guillermo Serés (ed.), pról. de Francisco Rico, Plaza y Janés: Barcelona, 1999.
  • -----, Evangelina Rodríguez Cuadros (ed.), Espasa Calpe (Austral): Madrid, 2006.
  • -----, Felipe B. Pedraza Jiménez (ed.), Edebé: Barcelona, 2011.
  • -----, José Mª Ruano de la Haza (ed.), Castalia: Madrid, 2012.
  • -----, introducción y notas de Domingo Ynduráin, Alianza Editorial: Madrid, 2013.
Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal