De izda. a drcha.: Adolfo Domínguez Monedero y Manuel Bendala
Manuel Bendala
Manuel Bendala
De izda. a drcha.: Adolfo Domínguez Monedero y Manuel Bendala
ver vídeo

Ciclos de conferenciasCreadores de imperios (V)Cartago y Aníbal

URL:
  • Fecha: 19/11/2019
  • Presentación:
    • Adolfo Domínguez Monedero

Cartago, fundada en las costas de Túnez por los fenicios de Tiro en el siglo IX a. C., era desde el siglo VI a. C. una potencia predominante en el Mediterráneo central y occidental. Frenó un tiempo el poder ascendente de Roma, con tratados que regulaban sus acciones y garantizaban sus zonas de dominio, hasta ser vencida por los romanos en la Primera Guerra Púnica (264-241 a. C.).

Una importante familia cartaginesa, encabezada por Amílcar Barca, concibió un programa de regeneración hegemónica haciéndose fuertes en Hispania. Aquí crearon una verdadera provincia imperial, bien definida y estructurada por Asdrúbal, que fundó la nueva capital hispana de Qart Hadasht (Cartagena), y lanzada a su máximo poder y a su definitivo enfrentamiento con Roma por Aníbal.

Los Barca forjaron su liderazgo sobre la base de la tradición real y aristocrática cartaginesa, proyectada a una nueva dimensión por la adopción, en primer lugar, del modelo de príncipe helenístico, de su poder personal y dinástico, impuesto por Alejandro, que remozaba la tradición de los soberanos orientales identificados con la divinidad; y en segundo lugar, en una trayectoria iniciada por Asdrúbal, por la asociación en Hispania a la realeza ibérica, también con la raigambre oriental de soberanos divinizados: Aníbal se casó, significativamente, con la princesa Imilce, de la ciudad de Cástulo.

Aníbal, pues, llevó a su culminación el programa de fortalecimiento de los cartagineses incorporándose a la vanguardia de las formas políticas, económicas y de poder de la época, de cuño alejandrino y helenístico, a lo que unió su genialidad militar y su vigoroso recurso a la guerra, también con patrones helenísticos. Asociado ideológica y conceptualmente a Alejandro y al mismo Herakles, fue el más temible contrincante de Roma y, como se sabe, su peor pesadilla.

  • Barceló, P., Aníbal de Cartago. Un proyecto alternativo a la formación del Imperio Romano, Alianza Editorial: Madrid, 2000.
  • Brizzi, G., Escipión y Aníbal. La guerra para salvar Roma, Ariel: Madrid, 2009.
  • Bendala Galán, M., "Hijos del Rayo". Los Barca y el dominio cartaginés en Hispania, Trébede: Madrid, 2015.
  • ----- (ed.), Fragor Hannibalis. Aníbal en Hispania, Museo Arqueológico Regional: Madrid, 2013.
  • Lancel, S., Aníbal, Crítica: Barcelona, 1994.
  • Remedios, S., Prados, F. y Bermejo, J. (eds.), Aníbal de Cartago. Historia y Mito, Polifemo: Madrid, 2012.
Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal