De izda. a drcha.: Manuel Fontán del Junco y Javier Gomá Lanzón
De izda. a drcha.: Manuel Fontán del Junco y Javier Gomá Lanzón
De izda. a drcha.: Manuel Fontán del Junco y Javier Gomá Lanzón
De izda. a drcha.: Manuel Fontán del Junco y Javier Gomá Lanzón
De izda. a drcha.: Manuel Fontán del Junco y Javier Gomá Lanzón
De izda. a drcha.: Manuel Fontán del Junco y Javier Gomá Lanzón
ver vídeo

A mediados del siglo XX, Nueva York se consolidó como el gran centro mundial del arte. El dinamismo de la ciudad facilitó la aparición de estilos artísticos netamente estadounidenses, como el expresionismo abstracto, que enfatizaban la acción pictórica frente al cuadro como resultado final. En paralelo, compositores como John Cage −muy cercano a algunos de los pintores del expresionismo abstracto− llevaron el concepto de obra musical hasta sus últimos límites, enfatizando el rol del intérprete y de su interpretación (la acción musical) sobre el papel del compositor. Además, el jazz suscitó el interés de los artistas, atraídos por la dimensión improvisatoria (la acción creativa) de música.

Escríbenos un comentario sobre este contenido:


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal