menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario
Juan José Carreras
Juan José Carreras
Juan José Carreras
ver vídeo
La Novena Sinfonía es mucho más que una obra musical. Desde su estreno en 1824 fue reclamada como un elemento simbólico en torno al cual cimentar construcciones ideológicas y políticas. Este carácter icónico ha pervivido hasta la actualidad, como demuestran la adopción de su último movimiento como Himno de la Unión Europea (en el arreglo de Karajan) o su interpretación junto a la puerta de Brandemburgo para celebrar la caída del Muro de Berlín. Pero, en tanto que obra musical, la Novena posee una profunda originalidad. La inclusión de un coro en el último movimiento es una idea que insiste en el carácter “cívico” de la obra y que Beethoven tomaría de la música revolucionaria francesa. Esta combinación supuso una auténtica revolución en la historia de la música y cambió para siempre la definición del género sinfónico. La enorme estatura de la Novena y su naturaleza casi sagrada dificultó cualquier arreglo: Liszt se vio obligado a utilizar dos pianos y Wagner no renunció a incluir un coro. Por eso, sólo una versión como la de Theodor Kirchner, para dos pianos a ocho manos, podía hacer percibir la grandiosidad de esta obra prescindiendo de una orquesta.

El sábado se proyecta el vídeo de la presentación del día anterior.
Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario




© Aviso legal
Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
https://www.march.es/