Carlos Martínez Shaw
ver vídeo

La llegada de las naves de Cristóbal Colón a América marca el inicio del proceso de instalación de los europeos en América. A los españoles les siguieron, a lo largo de los dos siglos siguientes, los portugueses, los ingleses, los franceses y los holandeses. Todos ellos tomaron contacto con poblaciones preexistentes, que fueron sometidas a su soberanía y privadas de buena parte de sus territorios. Al mismo tiempo, la ocupación territorial se vio acompañada del despliegue de un aparato institucional que, por un lado, garantizaba el dominio político, la explotación económica y la imposición de las pautas culturales de los europeos y, por otro, aseguraba la convivencia entre los propios ocupantes, el mantenimiento de los lazos con las metrópolis y la defensa de sus intereses frente a las otras potencias presentes en la región.

Las soluciones dadas a las cuestiones suscitadas por este proceso variaron en razón de los condicionantes geográficos, de las poblaciones encontradas, del momento de la llegada, de las circunstancias de la emigración y de la cultura política de cada una de las naciones europeas. De esa manera, los rasgos comunes de un proceso de ocupación y colonización (con fenómenos globales de intercambios biológicos, agrarios, mercantiles, culturales) no bastan para dar cuenta de sus diversas variantes, muy dependientes (aunque no sólo) de los orígenes de los colonizadores, por lo que es más fácil la reconstrucción de cada uno de los modelos fundamentales que el intento de presentar unas características demasiado generales para todo el continente o de establecer unas comparaciones que siempre acaban subrayando justamente las diferencias, que llegan a darse incluso entre las diversas provincias de una misma potencia colonizadora.

Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal