ver vídeo

La contracultura constituyó un sistema de valores y estilos de vida opuestos radicalmente a la cultura dominante, percibida como represiva y antihumana. Contribuyeron a su formación una multitud de factores previos, como el existencialismo, la música rock 'n' roll, las subculturas juveniles urbanas de los teddy boys y los mods, la generación literaria de los beatniks, la experimentación con las drogas (Aldous Huxley, Timothy Leary), la prensa underground y el pensamiento crítico de la Escuela de Frankfurt trasplantada a Estados Unidos (Theodor Adorno, Herbert Marcuse), factores reactivos estimulados además por la provocación política de la Guerra de Vietnam.

La contracultura tuvo básicamente dos vertientes. La corriente apolítica representada por el movimiento hippie, irradiado a partir de 1966 desde California, modalidad neorromántica protagonizada por los "hijos de las flores" y formada por tribus hedonistas asentadas en la sexualidad libre y polimorfa, la expansión de la conciencia mediante la meditación y las drogas y la subsistencia económica autárquica. La vertiente hiperpolitizada tomó forma en las convulsiones universitarias que tuvieron lugar en Berkeley y París en 1968 y que amalgamaron ideologías tan opuestas como el anarquismo y el maoísmo, dispuestas a la conquista revolucionaria del poder. Tanto una como otra generaron un importante capital simbólico, en forma de revistas, producción musical, teatral, cinematográfica, cartelística y de cómics. Y aunque no tardaron en extinguirse, legaron a la sociedad nuevas sensibilidades en el campo de la psiquiatría, el ecologismo, el feminismo, la sexología y el sindicalismo alternativo. 

Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal