Emilio Sola
ver vídeo

La figura del corsario de origen cristiano al servicio del sultán de Estambul -  el corsario muladí o los denostados renegados de la historiografía cristiana clásica - , con la ayuda interpretativa de Miguel de Cervantes, sobre todo de su obra teatral Tratos de Argel, permite evocar el nacimiento de un hombre económico moderno y apreciar en la galeota corsaria un emblema plástico de la nueva empresa económica. La saga corsaria, iniciada por los hermanos Barbarroja en Argel, tendrá su culminación medio siglo después con Alí Bajá, el Calabrés Tiñoso del Quijote, que durante dos decenios fue uno de los hombres más influyentes en el Mediterráneo y cuya figura puede equipararse al "príncipe nuevo" teorizado por Maquiavelo. Estos personajes, principalmente italianos al servicio del Gran Turco, permiten abordar el Mediterráneo clásico del siglo XVI como la frontera histórica más íntima de Europa, y son claves importantes para entender y abordar el mundo comercial y financiero del momento.

Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal