Gabriel Menéndez Torrellas
ver vídeo
En torno a 1600, un círculo de intelectuales dio lugar en Florencia a un género experimental: el Dramma per musica. Partiendo de estos presupuestos, el hasta entonces compositor de madrigales y música sacra Claudio Monteverdi creó en 1607 una obra con un abanico de posibilidades inaudito hasta entonces: combinación de danzas, coros, diálogos y solos, ampliación del colorido orquestal, enorme enriquecimiento de la línea vocal. Con ello el “recitar cantando” de principios de siglo se abría a un canto dramatizado de infinitas resonancias en la historia de la ópera.
Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal