Pablo Bustelo
ver vídeo

China se ha convertido recientemente en la segunda mayor economía del mundo, adelantando a Japón. Las previsiones indican que se convertirá en la primera en menos de quince años y que, hacia 2050, su PIB duplicará al de Estados Unidos. Ese auge espectacular, resultado de treinta años de una reforma económica con resultados asombrosos, se ha manifestado en una creciente presencia económica, política y cultural de China en todos los rincones del mundo, desde África hasta América Latina, además de Asia-Pacífico, Europa y América del Norte.

El carácter fundamentalmente económico del auge de China le hace diferente del protagonizado por otras potencias emergentes en el pasado, como Alemania y Japón en el primer tercio del siglo XX. Además, está contribuyendo a la formación, aunque todavía lenta, de un mundo multipolar, lo que tendrá seguramente consecuencias importantes en el escenario internacional.

Sin embargo, muchos gobiernos y analistas se preguntan si el auge de China continuará en los próximos decenios, a la vista de los enormes retos del país, y si seguirá siendo un “desarrollo pacífico”, como hasta ahora, o bien se convertirá en una amenaza política, económica y militar para Occidente y Japón.

Esta conferencia se centrará, en primer lugar, en argumentar que el auge económico de China seguramente proseguirá, aunque a un ritmo algo menor, porque las ventajas del país (como una integración adecuada en la economía mundial, las excelentes infraestructuras o una industria muy competitiva) son mayores que sus inconvenientes (como el envejecimiento de la población, el deterioro del medio ambiente o la falta de libertades públicas).

Se discutirá, por otro lado, si el auge de China puede suponer una amenaza para Occidente. Se valorará si China tiene o no voluntad y capacidad para distorsionar el orden internacional existente o para provocar conflictos graves, económicos o de otra naturaleza. Además, se argumentará que el “desarrollo pacífico” de China no depende sólo de Pekín sino también de Occidente y Japón, esto es, de la confianza de éstos en que se producirá efectivamente ese “desarrollo pacífico” y de su disposición a hacer sitio, en los centros globales de decisión, a la nueva gran potencia emergente.


Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal