Manuel Lucena Giraldo
ver vídeo
Las emociones expresan tanto realidades fisiológicas como culturales. Poseen la capacidad esquizofrénica de aquello que en nuestras existencias parece estable, combinado con lo que se transforma y cambia a cada instante. De ahí que existan emociones “de época”, o que hablemos de siglos “de las luces” frente a otros “oscuros” o “genocidas”. El resentimiento ha existido siempre, pero sólo durante los últimos tiempos se ha convertido en instrumento de socialización y motor de cambio político. La emergencia de las revoluciones a finales del siglo XVIII como relatos de lo radicalmente nuevo y coartada perfecta para la eliminación de tradiciones y elites “caducas”, le otorgó un nuevo valor, que se ha incrementado sin cesar desde entonces.
Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal