Luis Alberto de Cuenca
ver vídeo

Entre la maraña de películas que la novela The Strange Case of Dr. Jekyll and Mr. Hyde (Londres, 1886), de Robert Louis Stevenson, ha suscitado desde 1908 hasta nuestros días, destaca poderosamente esta del canadiense John S. Robertson (1878-1964), estrenada el 18 de marzo de 1920, con 67 minutos de duración. El film de Robertson acentúa el clima de terror que ya estaba presente en la novela, convirtiendo las imágenes de la cinta en inolvidables muestras de lo que el cine mudo entendía por celuloide terrorífico, siempre con el cine expresionista alemán como modelo. La interpretación de John Barrymore (1882-1942) es antológica, y su desdoblamiento en el caritativo Dr. Jekyll y en el monstruoso Mr. Hyde ha pasado a los anales del cinematógrafo, pues parece mentira que el actor norteamericano pueda dar vida de manera tan convincente a esas dos caras tan distintas de un mismo personaje. El papel de Miss Gina, a quien da vida la bellísima Nita Naldi (1897-1961), una de las más célebres actrices de la época del cine mudo, está también inscrito con letras de oro para la eternidad. Robertson ha sabido interpretar a la perfección el tema del doble, tan magistralmente expuesto por Stevenson en su prodigiosa novela, y ha sabido recrear en estudio unos supuestos exteriores londinenses de carácter marcadamente siniestros en los que transcurren las criminales andanzas del alter ego perverso del doctor. Siguiendo una costumbre inaugurada en la versión escénica de la obra que llevó a cabo Thomas Russell Sullivan en 1887, se añade a la trama stevensoniana un personaje, la prometida de Jekyll, Millicent Carew (la hija de Sir George Carew, encarnada por Martha Mansfield en la pantalla), que da el toque de amor imprescindible en cualquier manifestación de cultura popular. En resumen, Dr. Jekyll and Mr. Hyde, de John S. Robertson, conocida en nuestros pagos como El hombre y la bestia, es una obra maestra en su género y sigue recibiéndose hoy como tal, que es lo que ocurre con los clásicos, categoría a la que pertenece con pleno derecho.

 

 

Luis Alberto de Cuenca

Escríbenos un comentario sobre este contenido:


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal