Isabel de Riquer
ver vídeo

La historia de Tristán e Iseo lleva casi 900 años causando escándalo, desde que a mediados del siglo XII se redactó en francés una leyenda, que hacía tiempo circulaba por Europa en boca de juglares y de bardos, sobre unos jóvenes que se convertían en amantes por medio de un filtro y que morían el mismo día. Si este final condenaba los amores adúlteros, también los glorificaba al hacer que un amor tan grande se recordara para siempre, erigiéndoles un monumento literario. La naturaleza del filtro y el comportamiento no ejemplar de sus protagonistas recibieron condenas y duras críticas, pero también entusiastas elogios, alusiones, imitaciones y reescrituras por parte de los más relevantes poetas, novelistas, cronistas o compositores de todos los tiempos. Las escenas más destacadas de su historia fueron representadas en objetos personales, cerámicas, tapices, frescos, miniaturas, óleos y dibujos. Se han hecho decenas de versiones en todas las épocas y en todas las lenguas de esta historia, siempre la misma y siempre distinta: filosófica, simbólica, trágica o críptica; y aún sigue siendo objeto de investigaciones por parte de los más rigurosos filólogos. Un cuento de amor que nunca ha dejado indiferente a nadie y se ha convertido en un mito porque el Tristán no es un relato anclado en las aventuras de los caballeros de la Tabla Redonda que armonizaban el amor y las caballerías sino que Tristán es un nuevo modelo de héroe en la incipiente literatura medieval: el héroe ingenioso, el que emplea no la espada y la lanza sino mil argucias y mil disfraces para encontrarse con la reina Iseo.

A pesar de las influencias de otras culturas que el argumento original pudo tener, el Tristán es una historia francesa y cortés, escrita e integrada en la época más fecunda y excepcional de la literatura europea medieval. Su estructura episódica así como su entorno social, su ética profana del amor y el conflicto entre la libertad individual y las instituciones corresponden a una coherente estética literaria de un momento determinado y van dirigidos a un público concreto. Pero el arte extraordinario de estos primeros escritores, de los que no sabemos nada, ha conseguido que su atractivo se haya mantenido hasta nuestros días porque se trata tan sólo de una historia de amor y de muerte, intemporal, universal y en absoluto modélica. Y porque en el relato de la historia se combinan con exquisito arte aventuras y reflexiones, alegrías y penas, violento realismo, disfraces, erotismo y delicada ternura.

 

Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal