Manuel Bendala
ver vídeo

Cartago fue una de las grandes metrópolis del mundo mediterráneo en la Antigüedad, cabeza y motor, además, de uno de los más decisivos imperios culturales y políticos de entonces. Pero su papel, su enorme huella en el acervo cultural heredado de la Antigüedad clásica, quedaron apagados con la misma contundencia con que su poder militar y político quedó aplastado por la contundente victoria de Roma. El pecado de haber sido su más temible rival fue pagado con la penitencia de una implacable damnatio memoriae. La imagen propagada por Roma de la 'perfidia púnica', la pérdida de todo su legado literario, la destrucción y ocupación de la generalidad de las ciudades púnicas, la imposición del único brillo cultural de Roma, tan extraordinario además, ha apagado histórica e historiográficamente a una de las civilizaciones más brillantes y decisivas de la Antigüedad clásica.  Una mirada más atenta a lo que los textos latinos y griegos dicen de Cartago y de su civilización y el extraordinario progreso de la investigación arqueológica permiten hoy alumbrar el esplendor de Cartago, la relevancia de su urbe, su importancia como referencia y modelo de formas de civilización que se extendieron por buena parte del Mediterráneo, con Hispania como uno de sus escenarios principales. Las expresivas descripciones de algunos autores clásicos, fundamentalmente Diodoro de Sicilia, Apiano y Polibio, y la investigación arqueológica reciente permiten redescubrir la ciudad de Cartago y medir el calibre urbano y urbanístico de una de las grandes capitales de la Antigüedad, escenario privilegiado de la elevada forma de Constitución política sobre la que llamó la atención el propio Aristóteles.


 

Escríbenos un comentario sobre este contenido:


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal