Antonio Pau
ver vídeo
El poeta Rainer María Rilke dijo de ella: “Es una zarza ardiente”. Incendió con su fuego a los demás, que ardieron, pero ella no se consumió nunca. Ardieron los filósofos Paul Rée y Friedrich Nietzsche, el político Georg Ledebour, el médico Friedrich Pineles, el escritor Richard Beer-Hofmann, y otros muchos. Pero entre tanta destrucción que provocó a lo largo de su vida, se alza la figura de Rilke, que ella modeló y contribuyó a hacer un gran poeta. Los versos de Lou Andreas-Salomé emocionaron a Nietzsche y sus teorías psicoanalíticas asombraron a Freud. Pero Lou Andreas-Salomé ha pasado a la historia como un símbolo: el de la mujer libre.
 
Escríbenos un comentario sobre este contenido:
Envíe su comentario


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal