Eduardo Rodríguez Merchán
ver vídeo
La muñeca (Die puppe, 1919) es una película muy representativa del periodo berlinés más brillante del director alemán Ernst Lubitsch, quien tres años más tarde se exiliaría a Hollywood para completar una brillantísima carrera cinematográfica en América. Con esta película se inicia el ciclo de comedias mudas que pretende recorrer diez años de una época del cine en el que se estaba alcanzando una madurez creativa extraordinaria que truncó la llegada del sonido al cine. Lubitsch dibuja con precisión y con mucha imaginación una fábula que, bajo la apariencia del cuento inocente, esconde algunas de los estilemas más sutiles del cine del famoso director de Ninotchka (1939) o de To be or not to be (1942): la sátira despiadada pero que no renuncia al encanto, la ironía descarnada pero elegante, el juego de las atracciones sexuales y los enredos amorosos, etc. Con unas aportaciones estilísticas y narrativas muy atrevidas, pero sin olvidar los paradigmas ya consolidados de la comedia muda y los gags habituales del slapstick y la payasada cinematográfica, La muñeca cuenta una historia disparatada que nos obliga a reflexionar sobre el papel social del ser humano y sus miserias. Un ambiguo y anodino joven, un noble ajado y decrépito, unos monjes lascivos y mentirosos, un constructor de muñecas autómatas y su desvergonzada hija conforman un panel de personajes que -como siempre sucede en el cine de Lubitsch- son más decisivos y están mejor estructurados que la propia trama que sostiene sus aventuras.
Escríbenos un comentario sobre este contenido:


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal