José Luis Corral
José Luis Corral
José Luis Corral
ver vídeo

En la larga centuria que se extiende desde principios del siglo XII hasta mediados del XIII ochenta catedrales fueron iniciadas en el reino de Francia y sus Estados vasallos, y otros cientos más en el resto de Europa, además de miles de abadías, monasterios e iglesias para cuyas obras se movilizaron decenas de miles de artesanos (canteros, carpinteros, albañiles, herreros, vidrieros, transportistas, etc.). Desde que en 1140 el abad de la poderosa abadía de Saint-Denis, el influyente Suger, le encargara a su anónimo arquitecto que construyera la cabecera de su nueva iglesia con amplios vanos que dejaran pasar torrentes de luz, los arquitectos medievales comenzaron a experimentar soluciones arquitectónicas que permitieran abrir los pesados y macizos muros de las iglesias románicas para ubicar cada vez mayores y más amplios ventanales.

El escritor Paul Claudel (1868-1955), extasiado ante la imponente belleza de la catedral de Chartres, exclamó la siguiente frase: "¡He aquí el Paraíso recobrado!". Y en verdad, la catedral de Chartres fue concebida como una imagen del Paraíso en la tierra. No era casualidad; desde el siglo X al menos Chartres disponía de una gran escuela en la que a principios del siglo XII había sido maestro el gran Bernardo de Chartres, autor de la famosa frase "No somos sino enanos a hombros de gigantes". En esa misma escuela se había formado Juan de Salisbury (1115-1178), autor del Polycraticus, primer tratado medieval sobre el poder civil, quien además fue obispo de la ciudad.

Una tradición no contrastada sostiene que los constructores de las catedrales góticas se denominaban a sí mismos como "los niños de Salomón"; y desde luego hay algunas miniaturas del siglo XIII en las que el templo de Salomón se representa como una dorada catedral gótica. Para eso se inventó precisamente el arte gótico. Los demonios huyen de la luz, porque la luz emana de Dios. En el libro del Génesis se dice que el Señor hizo ordenó que se hiciera la luz, y la luz se hizo. Nuestro Señor acabó con las tinieblas que envolvían el universo, y Cristo venció al demonio, el cual no pretende otra cosa que acabar con esa luz que redime a los hombres del pecado.Y la catedral de Chartres es uno de sius más brillantes ejemplos.

 

Escríbenos un comentario sobre este contenido:


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal