ver vídeo

La así llamada "sociedad de la información" o "sociedad globalizada" contemporánea, según se atienda a un aspecto u otro de la misma realidad, impone unos graves desafíos a las nociones de valor estético y de producción artística establecidas en la modernidad. Del mismo modo que los artistas deben redefinir su trabajo en una era en que domina el flujo de bienes inmateriales en soportes electrónicos, las tradicionales instituciones en que se enmarcaba y se presentaba lo artístico, los museos y centros de arte, han debido redefinir su función para hacer llegar sus mensajes a unos receptores que ya no se ajustan a los modelos de público surgidos en la Ilustración. A pesar de lo que se pudiera opinar, sin embargo, los nuevos museos están adquiriendo un papel fundamental en la orientación del arte en el nuevo milenio, hasta el punto de que se podría decir que han robado protagonismo a la figura del artista y al objeto de arte. Parafraseando a McLuhan, el "medio -en este caso el centro de arte- es el mensaje". Sin embargo, el sentido de estos nuevos continentes del arte está aún en disputa: desde aquellos que se presentan como maquinarias espectaculares de atracción turística (Guggenheim) a aquellos que buscan disolver la distancia entre productor y receptor que permiten las nuevas tecnologías interactivas (medialabs).

Escríbenos un comentario sobre este contenido:


Según lo previsto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informamos que sus datos personales figurarán en nuestros archivos automatizados. Sus datos no son ni serán en ningún caso suministrados a terceros. Puede en cualquier momento ejercitar su derecho de acceder, rectificar, de oposición al uso y, en su caso, cancelar sus datos personales comunicando al correo electrónico privacidad@march.es la operación a realizar. Más información sobre nuestra política de privacidad.



Aviso legal