menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario
Ciclos de conferencias

Poesía y revolución

21, 23, 28 febrero, 2 y 7 marzo 2017
Imagen del acto

Los participantes resumen su intervención

  • Cultura y poder en la Rusia de los soviets
    Ricardo Martín de la Guardia

    La toma del poder por los bolcheviques en octubre de 1917 provocó una gran convulsión en todos los órdenes de la vida de Rusia. En una sociedad muy poco alfabetizada, el mundo de la cultura había estado vinculado, de una u otra manera, a una élite que, por su inspiración ilustrada, hubiera preferido una evolución del imperio hacia formas democráticas antes que hacia una ruptura total con el pasado. Esto explica que entre 1918 y 1924, en plena guerra civil, un gran número de intelectuales abandonaran los grandes centros culturales de Moscú y San Petersburgo hacia el campo o, directamente, emigrara al extranjero –sobre todo, a Berlín– en busca de un ambiente más tranquilo para el desarrollo de su trabajo. Aun cuando durante ese periodo la censura no actuó de forma tajante, la muerte de Lenin y la llegada de Stalin al poder en los últimos años veinte iban a suponer un salto cualitativo en el camino hacia la construcción de una cultura proletaria, un proyecto que en la práctica llevaría en 1934 a la imposición del realismo socialista, de acuerdo con unos códigos y reglas de creación estrictamente fieles a los dictados del Partido.

    Antes, incluso, que en otros campos del pensamiento, todas las nuevas condiciones políticas y socioeconómicas surgidas al calor de los acontecimientos revolucionarios cincelaron la vida y la obra de los escritores, herederos de su tiempo cuando no víctimas de él. A pesar de ello, ni siquiera el Gulag pudo erradicar el pulso creativo de la poesía.

    Figes, O. (2002), El baile de Natacha: una historia cultural rusa, Edhasa: Barcelona, 2006.
    Meyer, J. (1997), Rusia y sus imperios, 1894-2005, Tusquets: Barcelona, 2007.
    Schlögel, K. (2008), Terror y utopía. Moscú en 1937, Acantilado: Barcelona, 2015.
    Service, R. (1997), Historia de Rusia en el siglo XX, Crítica: Barcelona, 2000.
    Waegemans, E. (1999), Historia de la literatura rusa, Ediciones Internacionales Universitarias: Madrid, 2003.

  • Anna Ajmátova: la voz lírica de lo político
    Olvido García Valdés

    La poesía de Anna Ajmátova (1889-1966) recorre el siglo XX aunando la mayor energía lírica con la dimensión colectiva de lo político. La dureza de su vida, la mayor parte sufrida como un exilio interior durante la larga noche estalinista, ayuda a pensar un tiempo que había comenzado con la esperanza de un mundo más justo, pero que se hizo terriblemente sombrío. A la falta de libertad, también para escribir, se suma en Ajmátova la condena de muchos de los suyos (el poeta Gumiliov, su primer marido, fue fusilado; Lev Gumiliov, su único hijo, pasó prolongados periodos en la cárcel y años en los campos de trabajo; el historiador Nikolái Punin, su pareja en los años treinta, muere en los mismos campos, como su amigo Mandelstam).

    La intensidad emotiva que alcanzan los poemas amorosos de Ajmátova –parte memorable de su obra– se traslada a los textos de mayor acento político y los traspasa; y, a la inversa, el más hiriente lirismo es siempre modulado por la concisa dicción de lo civil. Textos como “Réquiem”, “Poema sin héroe” o “Cinque” –con su capacidad para dar cuenta de la época y su potencia expresiva– fueron conservados en la memoria por sus contemporáneos y son hoy patrimonio de la cultura universal. Leerlos es reconciliarse con la existencia humana, con una búsqueda de bondad y justicia, que pudiera hacerla para todos más benigna.

    Ajmátova, A. y Tsvietáieva, M., El canto y la ceniza: Antología poética, Monika Zgustova y Olvido García Valdés (trads.), prólogo de Olvido García Valdés y epílogo de Monika Zgustova, Galaxia Gutenberg: Barcelona, 2005.
    Ajmátova, A, Prosa. Trad. María García Barris, Joaquín Torquemada Sánchez, Marta Sánchez-Nieves y Vladímir Aly (trads.), prólogo de Luna Miguel, Nevsky Prospects: Madrid, 2012.
    Brodsky, J., Menos que uno. Ensayos escogidos, Carlos Manzano (trad.), Siruela: Madrid, 2006.
    Feinstein, E., Anna Ajmátova, Xoán Abeleira (trad.), Circe: Barcelona, 2007.
    Mandelstam, N., Contra toda esperanza, Lydia K. de Velasco (trad.), Alianza: Madrid, 1984.
    Tchoukovskaïa, L., Entretiens avec Anna Akhmatova, Lucile Nivat y Geneviève Leibrich (trads.), Albin Michel: París, 1980.

  • Borís Pasternak: su mundo poético
    Marta Rebón
    Se abordarán las principales influencias de la poesía de Pasternak, su aversión a cualquier etiqueta y su rechazo a asociarse no sólo con organizaciones y tendencias literarias contemporáneas, sino también con movimientos literarios en sentido amplio. Su poesía es una apoteosis cósmica de la naturaleza. Una de los principales rasgos de la poética pasternakiana es la creencia en el poder transformador del arte, algo que compartía en mayor o menor medida con el resto del destacado cuarteto de poetas de su generación, integrado, además de por él, por Tsvetáieva, Mandelstam y Ajmátova.

    Pasternak, B. (1918, 1931, 1957), La infancia de Liuvers. El salvoconducto. Poesías de Yuri Zhivago, Ernesto Hernández, Víctor Gallego y Selma Ancira (trads.), Galaxia Gutenberg: Barcelona, 2000.
    ----- (1922), Mi hermana la vida, José Luis Reina Palazón (trad.), Alfar: Sevilla, 2000.
    ----- (1957), El doctor Zhivago, Marta Rebón (trad.), Galaxia Gutenberg: Barcelona, 2010.
    Tsvietáieva, M., Pasternak, B. y Rilke, R. M., Cartas del verano de 1926, Selma Ancira, Adan Kovacsics y Francisco Segovia (trads.), Minúscula, Barcelona, 2012.

  • Ósip Mandelstam: contra toda esperanza
    Tamara Djermanovic

    Ósip Mandestam (Oсип  Мандельшта́м, 1891-1938), poeta ruso de origen judío-polaco, fue uno de los principales representantes del acmeísmo, movimiento poético que defendía la precisión y sobriedad en la poesía. Luego su verso encontró un sello muy personal, en el que converge el simbolismo, el acmeísmo y el futurismo. Sufrió la represión estalinista, y desapareció en 1938 tras ser deportado a Siberia. La piedra (1913) y Tristia (1922) constituyen el núcleo de su obra poética, milagrosamente conservada por su mujer Nadiezhda, que en los libros Contra toda esperanza y Libro segundo dejó testimonio de las trágicas experiencias que vivieron durante los años del terror.

    Algunos versos van a servir de hilo conductor para recrear tanto el universo literario de Mandelstam, como de la época en la que vivió, en la que por un lado la libertad de palabra fue duramente perseguida, pero por otro, su obra –como las memorias de su mujer Nadiezhda– dejaron un testimonio profundo acerca de lo vivido.

    Mandelstam, Ó., Armenia en prosa y en verso, Helena Vidal (trad.), Acantilado: Barcelona, 2011.
    -----, Poesía, Aquilino Duque (trad.), Vaso Roto: Madrid, 2010.
    -----, Coloquio sobre Dante, Selma Ancira (trad.), Acantilado: Barcelona, 2004.
    -----, Tristia y otros poemas, Jesús García Gabaldón (trad.), Igitur: Montblanc, Tarragona, 2010.
    Mandelstam, N., Contra toda esperanza (Memorias), Lydia Kúper (trad.), Acantilado: Barcelona, 2012.

  • La pasión según Marina Tsvietáieva
    Monika Zgustova

    Cada mañana, Marina barría con la mano los papeles y los libros de su escritorio. Cada mañana, conscientemente ahuyentaba de su cabeza todos los asuntos de la vida cotidiana. Cada mañana llenaba una pequeña taza con café y se lo bebía casi hirviente. Cada mañana, con la cabeza reposada y vacía de preocupaciones, Marina se sentaba ante la mesa y se ponía a escribir, consciente de su responsabilidad como escritora, de su destino de poeta. Era como una obrera que cada día de tal hora a tal hora se sentaba ante su máquina. Cualquier circunstancia de su vida, cualquier pena, cualquier urgencia, quedaba subordinada a la hora de trabajar. El acto de escribir, para Marina, era sagrado. Cada mañana sin excepción, ese fue su ritual.

    Las tertulias de los poetas estetas, las fiestas de los aristócratas bohemios, las interminables discusiones sobre el cataclismo inminente, cuyo presentimiento flotó en el aire... Todo eso lo barrió la Revolución rusa de 1917. Fue entonces cuando se acabó la despreocupada primera mitad de la vida de Marina, mientras la segunda mitad se convertiría en una pesadilla. Con su marido ausente durante años –primero en las filas del Ejército Blanco, después en París, entre los espías estalinistas–, el exilio, la incesante lucha por sobrevivir, alimentando a su marido y a sus dos hijos, el rechazo de parte de los círculos sociales, el retorno a Rusia, la muerte.

    En Berlín, en Praga y sobre todo en París, Tsvetáieva fue una exiliada múltiple: una exiliada tanto de su país como del gueto de los exiliados, o sea una exiliada del exilio. Su patria fue su escritura: tres poemas largos, decenas de poemas breves, narraciones, cartas. La pasión para escribir salvó a Marina de la desesperación.

    Ajmátova, A. y Tsvietáieva, M., El canto y la ceniza: Antología poética, Monika Zgustova y Olvido García Valdés (trads.), prólogo de Olvido García Valdés y epílogo de Monika Zgustova, Galaxia Gutenberg: Barcelona, 2005.
    Todorov, T., Confesiones: Vivir en el fuego. Marina Tsvietáieva, Selma Ancira (trad.), Galaxia Gutenberg: Barcelona, 2009.
    Tsvietáieva, M., Tres poemas mayores. Elizabeth Burgos, Lola Díaz y Severo Sarduy (trads.), Hiperión: Madrid, 1991.
    -----, Carta a la amazona y otros escritos franceses en prosa y verso, Elizabeth Burgos y Severo Sarduy (trads.), Hiperión: Madrid, 1991.
    -----, Un espíritu prisionero, Selma Ancira (trad.), Galaxia Gutenberg: Barcelona, 1999.
    -----, Diarios de la Revolución de 1917, Selma Ancira (trad.), Acantilado: Barcelona, 2015.

Vídeos
Ver vídeo: Enero-abril 2017
Ver vídeo: Cultura y poder en la Rusia de los soviets
Ver vídeo: Ósip Mandelstam: contra toda esperanza
Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
http://www.march.es