menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario
Ciclos de conferencias

BRIC

25, 27 enero, 1 y 3 febrero 2011
Imagen del acto

Los participantes resumen su intervención

  • Brasil. Su papel entre los mercados emergentes y el re-balanceo del mundo
    Javier Santiso
    "El mundo está experimentando un re-balanceo masivo de las riquezas de las naciones. En la década de los 2000-2010, los mercados emergentes han experimentado un auge sin precedentes que la crisis global del 2008 no ha interrumpido.

    En la presente década estamos viendo un fenómeno de aceleración de esta transición con diferenciales de crecimiento a favor de los mercados emergentes mientras las economías OCDE experimentan una trayectoria más reprimida.

    No sólo el grueso del crecimiento mundial está ahora concentrado en los emergentes: éstos también están ahora intensificado entre ellos las relaciones comerciales sur sur y las inversiones. En 2009, por primera vez, el principal socio comercial de Brasil, de África del Sur o de India ha dejado de ser un país OCDE y es ahora China.

    Las multinacionales emergentes están aprovechando ahora oportunidades de inversiones en otros países emergentes al igual que en países OCDE, al igual que los fondos soberanos de éstos países. Este re-balanceo masivo de las riquezas de las naciones invita a repensar nuestros mapas cognitivos: el mundo ha dejado de articularse entre un Centro (OCDE) y una Periferia (Emergentes). Incluso las categorías tradicionales "mercados OCDE" versus "mercados emergentes" deben ser repensadas. Dentro de los países OCDE se encuentran cada vez más emergentes (Corea del Sur, México, Chile, Israel, Polonia, por ejemplo) y dentro de las economías emergentes países ahora más desarrollados que los de la OCDE.

    Nuestros mapas mentales y los conceptos con los que estamos leyendo el mundo tienen que revisarse drásticamente a la luz de esta gran transformación. La crisis europea actual es otro episodio más del gran re-balanceo de los flujos y riquezas del mundo. No es sólo una crisis financiera y económica sino también que es también una crisis cognitiva.

    En la conferencia, además de analizar este nuevo re-balanceo mundial, se pondrá un énfasis mayor en América Latina y  en Brasil como el principal emergente de la región.

  • Rusia, ¿un nuevo feudalismo?
    José María Ridao
    La caída de la Unión Soviética produjo una fragmentación del poder político similar en muchos aspectos a la del feudalismo. El centralismo hipertrofiado que exigía la planificación económica y la dirección de la práctica totalidad de las esferas sociales por parte del Estado dio lugar, en el momento del colapso, a una apropiación privada de las distintas instancias de poder. Con demasiada frecuencia, este proceso se ha interpretado como un ascenso de las mafias, haciendo un implícito paralelismo con algunas regiones de Italia. Se trató, sin embargo, de un proceso radicalmente diferente. Las “mafias” rusas no fueron organizaciones al margen del Estado y que pretendían parasitarlo; fueron, por el contrario, el resultado de la privatización de un poder y de unos recursos que habían sido colectivos hasta el fin de la Unión Soviética. La evolución de la política rusa, en particular desde el ascenso de Putin, obedece a una lógica, por así decir, feudal. Putin no ha reconstituido un poder único y residenciado en el Estado, sino que se ha erigido en árbitro supremo de los poderes fragmentados, entre los que establece equilibrios como medio para asegurar su supremacía.
  • India. El ascenso de la mayor democracia del mundo
    Pablo Bustelo

    La India, con 1.200 millones de habitantes, es el país democrático más grande del mundo. Desde 2003 está protagonizando un espectacular auge económico, basado fundamentalmente en el suministro internacional de servicios de tecnologías de la información (software y servicios relacionados, call centers, análisis financieros y jurídicos, diagnósticos médicos a distancia, etc.) y en una incipiente orientación exportadora de su industria manufacturera. Ese auge se ha manifestado en una creciente presencia política y cultural de la India en el mundo. Ha participado activamente en las cumbres del G20 y de los BRICs, entre otras reuniones internacionales. Además, cada vez más aspectos de su sociedad y de su industria cultural son conocidos fuera del país.

    El auge de la India está seguramente llamado a continuar. Es posible que en los próximos años sus tasas anuales de crecimiento económico superen incluso a las de China. En menos de quince años la India se convertirá en la tercera mayor economía del mundo. Se cree que hacia 2050 su PIB podría igualar al de Estados Unidos.

    Para consolidar su auge, la India cuenta con ventajas importantes: una población joven, una amplia difusión del idioma inglés y un sistema político democrático.

    Sin embargo, la India presenta notables inconvenientes, que deberá superar o reducir para consolidar su auge: una todavía importante pobreza (el 75% de la población tiene unos ingresos diarios inferiores a dos dólares), la escasa creación de empleo del sector servicios y de la mayor parte de la industria más pujante, la todavía mala calidad de las infraestructuras, la violencia sectaria, un entorno geográfico conflictivo, etc.

    En esta conferencia, se expondrán los contornos del auge reciente de la India, así como sus perspectivas. Se analizarán las ventajas e inconvenientes del país en su propósito de transformarse de potencia regional a superpotencia global.


  • China. ¿Hacia qué supremacía global?
    Pablo Bustelo

    China se ha convertido recientemente en la segunda mayor economía del mundo, adelantando a Japón. Las previsiones indican que se convertirá en la primera en menos de quince años y que, hacia 2050, su PIB duplicará al de Estados Unidos. Ese auge espectacular, resultado de treinta años de una reforma económica con resultados asombrosos, se ha manifestado en una creciente presencia económica, política y cultural de China en todos los rincones del mundo, desde África hasta América Latina, además de Asia-Pacífico, Europa y América del Norte.

    El carácter fundamentalmente económico del auge de China le hace diferente del protagonizado por otras potencias emergentes en el pasado, como Alemania y Japón en el primer tercio del siglo XX. Además, está contribuyendo a la formación, aunque todavía lenta, de un mundo multipolar, lo que tendrá seguramente consecuencias importantes en el escenario internacional.

    Sin embargo, muchos gobiernos y analistas se preguntan si el auge de China continuará en los próximos decenios, a la vista de los enormes retos del país, y si seguirá siendo un “desarrollo pacífico”, como hasta ahora, o bien se convertirá en una amenaza política, económica y militar para Occidente y Japón.

    Esta conferencia se centrará, en primer lugar, en argumentar que el auge económico de China seguramente proseguirá, aunque a un ritmo algo menor, porque las ventajas del país (como una integración adecuada en la economía mundial, las excelentes infraestructuras o una industria muy competitiva) son mayores que sus inconvenientes (como el envejecimiento de la población, el deterioro del medio ambiente o la falta de libertades públicas).

    Se discutirá, por otro lado, si el auge de China puede suponer una amenaza para Occidente. Se valorará si China tiene o no voluntad y capacidad para distorsionar el orden internacional existente o para provocar conflictos graves, económicos o de otra naturaleza. Además, se argumentará que el “desarrollo pacífico” de China no depende sólo de Pekín sino también de Occidente y Japón, esto es, de la confianza de éstos en que se producirá efectivamente ese “desarrollo pacífico” y de su disposición a hacer sitio, en los centros globales de decisión, a la nueva gran potencia emergente.


Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
http://www.march.es