menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario
Cine mudo

MELODRAMA Y STAR-SYSTEM
Vírgenes modernas

15 abril 2011
ver vídeo

Más información

 Vírgenes modernas   fue dirigida por Henry Beaumont, un director que no ha pasado a la historia del cine como un maestro reconocido pero que fue un buen profesional que llegó dirigir casi un centenar de películas entre 1914 y 1948. En 1929, una de ellas,  Melodía de Broadway se llevó el Oscar a la mejor película. Vírgenes modernas  se estrenó un año antes y tenía también muchos elementos de película musical a pesar de ser una película muda... muda,  pero acompañada por una banda sonora musical grabada, algo habitual entre 1927 y 1928, años de transición entre el cine mudo  y el  sonoro. La música y el baile tienen un  fuerte peso en esta película. El propio título original Our dancing daughters nos habla del protagonismo de la danza.
Y para el papel principal se eligió a Joan Crawford que había llegado a los estudios de la Metro-Goldwyn-Mayer unos años antes como bailarina tras ganar un concurso de baile. En 1928, con 23 años,  ya había intervenido en una quincena de películas, entre ellas  la magnífica  Garras Humanas (“Tne Unknown”, 1927) junto a  Lon Chaney.
Beaumont era un buen director de actrices y tanto Joan Crawford como Anita Page destacan en la película  sobre los personajes masculinos, desdibujados y no muy brillantemente interpretados por John Mack Brown,  un deportista muy popular reciclado para el cine y Nils Asther , un guapo chico danés-sueco que no supo salir de las exageraciones  del viejo estilo del cine mudo.
Los grandes ojos de Crawford son la clave de su actuación. Sus miradas lo dicen todo y la confieren un contacto directo, “natural”, con el espectador , facilitando su complicidad con él y convirtiéndola en una criatura cinematográfica que parece vivir los personajes en lugar de interpretarlos.
Su personaje es el de una muchacha resuelta y alegre pero víctima ingenua, muy lejana a los personajes de mujer dura y competitiva , incluso algo masculina, de sus películas posteriores, como Alma de bailarina o Johnny Guitar.
Anita Page, más dulce y femenina, era también una gran actriz y triunfó con esta película a sus 18 años  pero decidió retirarse del cine poco después, con tan sólo 23, a pesar de su éxito y popularidad creciente, ante el acoso sexual  al que fue sometida por su productor Irving Thalberg, casado con Norma Shearer en 1927.
El éxito de Our Dancing Daughters generó al año siguiente Our Modern Maidens, otro producto similar de la misma guionista y con Joan Crawford y Anita Page, aunque desde luego con otros protagonistas masculinos y esta vez bajo la dirección de Jack Conway, otro buen profesional.
Vírgenes modernas es una película con muchos elementos interesantes.
Es todo un lujo, por ejemplo, el contemplar los maravillosos decorados de Cedric Gibbons que más tarde sería el director artístico de los más importantes musicales de Metro-Goldwyn-Mayer, desde El mago de Oz a Un americano en París.
Pero ante todo  Vírgenes modernas es una película pre-código Hays, es decir anterior a la feroz censura impuesta sobre el cine en EEUU de 1934 a 1969, y esto es lo que la hace más interesante.
A  los nacidos en los últimos veinte o treinta años podría resultarles  difícil comprender películas como esta. Ellos han nacido en un mundo en el que la mujer podía trabajar en los mismos oficios que el hombre, que podía divorciarse si se había casado con el hombre equivocado, que podía actuar con cierta  libertad.
Descubrir que esos derechos mínimos del ser humano tan sólo se han alcanzado en las últimas décadas puede resultar increíble.
Pero de estos contenidos y de su enfoque en Our Dancing Daughters  ya hablaremos extensamente en la presentación de la película el día 15 de abril...

Luciano Berriatúa

 

 

 

 

 

 


 


Vídeos
Ver vídeo: Presentaci&oacute;n de <em>V&iacute;rgenes modernas </em>(1928), dentro del ciclo &quot;Melodrama y Star-system&quot;
Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
http://www.march.es