menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario
Poética y Teatro. Recopilación

Mario Gas

Visto por...

Luciano García Lorenzo

Luciano García Lorenzo con Mario GasLuciano García Lorenzo con Mario Gas

Después de presenciar tantos y tantos montajes de obras teatrales, al espectador le quedan al cabo del tiempo muy pocos con imborrable recuerdo. Es esa antología que hace también el lector, el espectador de cine, el melómano de habituales conciertos y el aficionado a las exposiciones o a cualquier otra manifestación de muy diverso carácter, como puede ser, y es mi caso, admirar puentes, desde los que ayudan a cruzar arroyos hasta los que unen las orillas de apabullantes corrientes de agua… Pues bien, una de esas puestas en escena teatrales, que en los últimos años a más de uno nos ha dejado un recuerdo especial, ha sido Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny de Bertolt Brecht y Kurt Weill. Con ella, Mario Gas mostraba otra vez que era –y sigue siendo– uno de los nombres fundamentales de la dirección de escena, de la misma manera que mostró con Julio César de Shakespeare que también se encuentra entre los mejores actores que ha dado el teatro español en las últimas décadas.

"Mario Gas es […] uno de los nombres fundamentales de la dirección de escena, de la misma manera que […] también se encuentra entre los mejores actores que ha dado el teatro español en las últimas décadas"

Mario Gas, de familia de brillantes cantantes y actores, nació en Montevideo (1947), donde estaban actuando sus padres: Manuel Gas y Anna Cabré, hermana del torero y también actor Mario Cabré. Mario nace durante una gira, como había ocurrido con Fernando Fernán Gómez (Lima, 1921) y también con otra hija de soberbios actores: Ana Diosdado (Buenos Aires, 1938). Obligado es recordar, por la excelencia profesional que practican, que Gas está casado con Vicky Peña, que a la música se dedica su hijo Orestes y que magnífica actriz es también la hija de ambos, Miranda Gas.

No es cuestión de recordar ahora la enorme labor profesional que Mario Gas ha llevado a cabo como director teatral y también de ópera, traer a la memoria su trabajo como actor, sobre todo en Cataluña y Madrid, ni tampoco su labor en el cine bajo la dirección de algunos de los mejores realizadores españoles. Sí querríamos, sin embargo, recordar al lector que a Mario Gas también podemos identificarlo aunque no esté físicamente ante nosotros y la razón es su magnífica voz; por eso, cuando acompañemos en el cine, entre otros actores, a John Malkovich, los méritos indiscutibles de este intérprete se verán acentuados por la voz de Mario Gas, doblando al español los personajes que interpreta ese excepcional actor norteamericano.

Comenzábamos este texto escribiendo sobre Mahagonny y con esta obra queremos terminar. La obra de Brecht ocupó uno de los lugares emblemáticos del Madrid de los últimos años y no solo por lo que se refiere al teatro: Matadero. Un espacio, una multiplicidad de espacios, pensados fundamentalmente para la creación más actual, pero también con dos salas de teatro donde se han presentado algunos de los montajes de mayor relevancia desde que se puso en marcha hace poco más seis años. Mario Gas figurará desde esos inicios como el responsable directo de lo que en Matadero se hizo en las dos naves que gestionó, de la misma manera que su labor entre 2004 y 2012, al frente del Teatro Español (las dos salas de Matadero dependen de este local), marcará para la historia del más emblemático de los teatros madrileños una de sus etapas más gloriosas. Su montaje –Follies (2012) en el Español– es excelente testimonio de todo lo escrito y tanto por el valor de esta puesta en escena como porque en ella estaban unidas la palabra y la música o, lo que es lo mismo, la familia Gas (con el hermano Manuel muy presente).

Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
http://www.march.es