Confucius Lecture Series Masters of Wisdom

Confucius

  1. The event took place on
Manuel Fraijó

Multimedia

  1. Manuel FraijóManuel Fraijó

    Es catedrático emérito de Filosofía de la Religión e Historia de las Religiones en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), donde fue director del Departamento de Filosofía y Filosofía Moral y Política y decano de la Facultad de Filosofía.

    Realizó sus estudios de Filosofía y Teología en las universidades de Innsbruck (Austria), Münster y Tubinga (Alemania) y es doctor en ambas disciplinas. Durante sus estudios en Alemania fue alumno de K. Rahner, H. Küng, W. Kasper, J. Moltmann, J. B. Metz y W. Pannenberg. Ha sido profesor en la Universidad Pontificia de Comillas y en la Facultad de Teología de Granada, y profesor invitado en la Universidad Católica de Santiago de Chile. Es miembro de la Sociedad Española de Ciencias de las Religiones.

    Su reflexión gira en torno al estudio del hecho religioso en general, con especial atención al hecho religioso cristiano y a la figura de Jesús de Nazaret. Ha estudiado también la relación entre fe y razón, tal como se articula a partir de la Modernidad en el pensamiento católico y protestante.

    Es autor, entre otros, de los siguientes libros: Jesús y los marginados. Utopía y esperanza cristiana (1985), El sentido de la historia. Introducción al pensamiento de W. Pannenberg (1986), Fragmentos de esperanza (1992), El cristianismo: una aproximación (2000) y Dios, el mal y otros ensayos (2006). Asimismo ha editado Filosofía de la religión: estudios y textos (2010). Su última publicación es Avatares de la creencia en Dios (2016).

Sin Confucio (551-479 a. C.) y el confucianismo, la historia y la cultura de China serían tan incomprensibles como Europa sin la filosofía griega y sin el cristianismo. En su epitafio se lee que fue “El Sabio y Primer Maestro de China”. Es una de las figuras más influyentes de la historia de China; ha sido incluso llamado el “Aristóteles chino”. Su pensamiento fue introducido en Europa por el misionero jesuita Matteo Rizzi que latinizó su nombre como “Confucio”. Diversos emperadores se inspiraron en la obra de este pensador, educador y político para organizar la sociedad china; su influjo se extendió también a Corea, Vietnam y Japón.

Los historiadores de las religiones suelen dividir a estas en tres grandes familias: las proféticas (judaísmo, cristianismo e islam), las místicas (hinduismo y budismo) y las sapienciales (confucianismo y taoísmo). Se suele aceptar que en este último grupo más que de religiones se trataría, como su nombre indica, de sabidurías, de filosofías, de formas de vida buena.

Y eso es lo que sería Confucio: un filósofo itinerante rodeado de un puñado de discípulos que recogerían posteriormente sus enseñanzas en las Analectas. Se trata de conversaciones y discusiones mantenidas con sus discípulos sobre los más variados asuntos: la organización de la sociedad, las relaciones familiares, la moral pública y privada, el autoconocimiento, la convivencia, la piedad filial, la veneración de los antepasados y un largo etcétera.

Confucio tenía ya cincuenta años cuando intensificó su búsqueda de la armonía con el cosmos mediante un severo método de introspección y estudio; deseaba conocerse a sí mismo y conocer los deseos del Cielo. Deseos que se traducían en “buenos sentimientos hacia los demás hombres” y sobre todo en benevolencia, lealtad, compasión, y fidelidad. Confucio estaba convencido de que no se es humano si no es humanitario. Fue un gran humanista.

Adler, J. A., Religiones chinas, Akal: Madrid, 2005.
Confucio, Los cuatro libros, Círculo de Lectores: Barcelona, 2001.
------, Analectas, Editorial Popular: Madrid, 2009.
Jaspers, K., Los grandes filósofos. Los hombres decisivos: Sócrates, Buda, Confucio, Jesús, Pablo Simón (trad.), vol. I, Tecnos, Madrid, 1996.
Küng, H. y Ching, J., Christentum und Chinesische Religion, Piper Verlag: Múnich, 1988.
Lévi, J., Confucio, Trotta: Madrid, 2003.
Wilhelm, R., Confucio, Alianza: Madrid, 1986.