Folias and Chaconnes Thematic Fridays Musical Clichés. Visions of Spain

Folias and Chaconnes

  1. The event took place on
Francesco Corti, harpsichord
Stefano Russomanno, presentation
The folía is a dance of Portuguese origin and the chaconne has American roots. However, both were seen as archetypes of Spanish music during the seventeenth and eighteenth centuries. Originally, both were described as enormously noisy and excessively sensual, almost erotic, which earned them widespread disapproval. But with the passage of time they would lose they subversive nature and their harmonic structures would serve as a bass for works by composers from all over Europe.

Multimedia

      1. Jean Henri D'Anglebert (1635-1691)
      1. Suite nº 3 en Re menor
      2. Suite nº 1 en Sol menor
      1. Antoine Forqueray (1671-1745)
      1. Preludio en Re menor
      2. Suite nº 1 en Re menor (selection)
      1. François Couperin (1668-1733)
      1. Décimo tercer orden de piezas para clave en Si menor
      2. L'Amphibie, from Vigésimo cuarto orden de piezas para clave en La mayor
      1. Carl Philipp Emanuel Bach (1714-1788)
      1. Fantasía en Re menor H 234
      2. 12 variations on "Les Folies d'Espagne" H 263

  1. Francesco CortiFrancesco Corti

    Nació en Arezzo (Italia) en el seno de una familia musical en 1984. Estudió órgano en Perugia y clave en Ginebra y Ámsterdam. Ha sido premiado en el Concurso Internacional Johann Sebastian Bach de Leipzig y en el Concurso de Clave de Brujas. Como solista, ha ofrecido recitales y conciertos por toda Europa, los Estados Unidos, América Latina y Nueva Zelanda. Ha sido invitado a festivales como el Mozart Woche y el Festival de Salzburgo, el BachFest de Leipzig, el MusikFest de Bremen, el Festival de música antigua de Utrecht, el Festival Radio Frances en Montpelier, y ha actuado en escenarios como la Sala Pleyel de París, la Sala Bozar en Bruselas, la Konzerthaus de Viena, el Mozarteum y la Haus für Mozart en Salzburgo y el Concertgebouw de Ámsterdam.

    Francesco Corti es miembro de Les Musiciens du Louvre, el Ensemble Zefiro, el Bach Collegium Japón, Les Talens Lyriques, Harmonie Universelle y Le Concert des Nations. Es el principal director invitado de la orquesta del Pomo d’Oro y dirige regularmente a Les Musiciens du Louvre. Ha dirigido la Holland Baroque Society, la Nederlandse Bachvereniging y B’Rock. Sus grabaciones como solista incluyen las suites de Louis Couperin, las partitas de Bach, las sonatas de Haydn, los dos cuartetos con piano y el Concierto para piano KV 488 de Mozart. Desde septiembre de 2016 es profesor de clave y continuo en la Schola Cantorum Basiliensis.

  1. Stefano RussomannoStefano Russomanno

    Stefano Russomanno (Milán, 1969) estudió musicología en la Università degli Studi de Milán con Francesco Degrada. Sus investigaciones, presentadas a través de conferencias y de artículos publicados en revistas especializadas, se centran en la música barroca y en la del siglo XX. De 2001 a 2018 ha sido coordinador de la sección de música del suplemento cultural de ABC. Ha colaborado, entre otras, con instituciones como I Pomeriggi Musicali de Milán, el Teatro Real de Madrid, el Festival de Música y Danza de Granada, el Archivo Manuel de Falla de Granada y el Festival de Música Contemporánea de Estrasburgo. Ha impartido cursos en los conservatorios de Madrid (Profesional de Arturo Soria y Real Conservatorio Superior de Música de Madrid) y Palencia, así como en la Universidad de Alcalá de Henares. Ha preparado, junto a Franco Pavan, la nueva edición del libro de Giuseppe Radole, Liuto, chitarra e vihuela (Suvini Zerboni, 1997). Ha traducido y realizado la edición española de El teatro a la moda de Benedetto Marcello (Alianza Editorial, 2001) y es autor de los libros Dante Alighieri y la música (Ediciones Singulares, 2009) y La música invisible (Fórcola, 2017).

Músicas “degeneradas” del siglo XVII

“Llama a este juego suyo impío y profano / zarabanda y chacona el nuevo hispano”. Los versos de Giovan Battista Marino, el príncipe de la poesía barroca italiana, reflejan la rápida difusión de la chacona en suelo europeo a comienzos del siglo XVII. De ascendencia americana e incubación española, la chacona fue hostigada en un primer momento por sus rasgos desenfrenados para ser asimilada luego a la práctica de la variación instrumental sobre fórmulas “obstinadas”.

Algo similar ocurrió con la folía, danza portuguesa cuyo impulso telúrico (sus orígenes parecen remontarse a ritos de fertilidad) se erigió pronto en epítome de lo hispánico –las “Folías de España”– a la vez que su etimología la emparentaba con la dimensión de la locura. Incluso una vez consumada su estilización en fórmulas de bajo obstinado sobre las que intérprete y músico estaban llamados a realizar variaciones, chacona y folía no dejarán de remitir en Italia a un ideal de acumulación febril y obsesiva, donde la sorpresa y la progresión apremiante se alían con la explosividad del virtuosismo. Los franceses, en cambio, las plasmarán en arquitecturas sonoras grandiosas y calculadas, a imagen y semejanza del modelo versallesco, mientras que los alemanes –con la familia Bach a la cabeza– la utilizarán como recurso metódico y genial para desplegar la inagotable riqueza del discurso musical a partir de una simple huella armónica.