The Battle of Pydna (168 a. C.): Rome defeats Macedonia Lecture Series Ancient Battles

The Battle of Pydna (168 a. C.): Rome defeats Macedonia

  1. The event took place on
Fernando Quesada Sanz

Multimedia

Tras la derrota de Aníbal y Cartago en la Segunda Guerra Púnica (218-201 a. C.) Roma era una gran potencia, señora del Mediterráneo central y occidental, y con una enorme agresividad y voluntad expansiva. Pero hacia el este iba a chocar con los estados helenísticos sucesores del Imperio de Alejandro, orgullosos de su tradición militar. El enfrentamiento era inevitable y Roma tenía su pretexto: el rey Filipo V de Macedonia había apoyado (poco) a Cartago en su lucha a muerte con Aníbal, y era el momento de la venganza. En Cinoscéfalo (197 a. C.) Filipo fue vencido, pero las espadas quedaron en alto: todos pensaban en Oriente que la falange de picas era el núcleo del ejército más poderoso del mundo, y tocaba a Roma demostrar lo contrario.

La Tercera Guerra Macedónica (171-168 a. C.) librada por Roma contra el hijo de Filipo V, Perseo, aclararía las cosas definitivamente en la gran victoria romana de Pidna: la legión era superior a la falange y Roma a Macedonia. El monumento del vencedor, Emilio Paulo, usurpó a Perseo en el santuario de Apolo en Delfos es testimonio del definitivo cambio en el poder mediterráneo. Macedonia fue desmembrada y la monarquía macedónica quedó extinguida. Una segunda batalla de Pidna en 148 a. C., un intento crepuscular de restaurar la extinguida monarquía helenística, fue un asunto menor y no debe confundirse con la que nos ocupa.

Y sin embargo las cosas no son tan sencillas como parecen vistas a posteriori: el ejército macedonio era una fuerza potente y profesional, con elefantes y artillería, y su falange aterrorizaba a los legionarios, hasta tal punto que, incluso años después de Pidna el general romano vencedor, Emilio Paulo, recordaba con miedo la imagen del erizo de picas macedonias ¿por qué y cómo entonces Roma aplastó a Perseo?

  • Hammond, N. G. L., "The battle of Pydna", en Journal of Hellenic Studies, 104, 1984, pp. 31-48.
  • Hatzopoulos, M. B., L'organisation de l'armée macedonienne sous les Antigonides: Problèmes anciens et documents nouveaux. Pydna, Centre de recherche de l'antiquité grecque et romaine-Fondation nationale de la recherche scientifique: Atenas, 2001.
  • Lendon, J., Soldados y fantasmas. Mito y tradición en la Antigüedad Clásica, Ariel: Barcelona, 2006.
  • Morton, J. N., “Shifting Landscapes, Policies, and Morals: A Topographically Driven Analysis of the Roman Wars in Greece from 200 BC to 168 BC Pydna”, tesis doctoral de la Universidad de Pensilvania, 2017. Publicly Accessible Penn Dissertations.
  • Nutt, S., “Tactical Interaction and Integration. A Study in Warfare in the Hellenistic Period from Philip II to the Battle of Pydna”, tesis doctoral de la Universidad de Newcastle, Newcastle, 1993.
  • Quesada Sanz, F., Armas de Grecia y Roma. Forjaron la Historia de la Antigüedad Clásica, La esfera de los libros: Madrid, 2008.
  • Taylor, M. J., "The Battle Scene on Aemilius Paullus’ Pydna Monument: A Reevaluation", en Hesperia, 85, 2016, pp. 559-576.

  1. Fernando Quesada SanzFernando Quesada Sanz

    Es catedrático de Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), donde ha sido director del Departamento de Prehistoria y Arqueología entre 2012 y 2020. Su investigación se centra, sobre todo, en el estudio de las culturas del Mediterráneo e Iberia a través de los conflictos bélicos. Dirige el grupo de investigación Polemos de la UAM, en cuyo marco ha dirigido una decena de tesis doctorales, así como diversos proyectos de I+D+i del Plan Nacional de Excelencia y numerosas excavaciones relacionadas con la conquista romana de Hispania. Excava ahora en el Cerro de la Merced (Igabrum/Cabra) y en el campo de batalla de época cesariana de la antigua Ulia (Montemayor) y prepara la Memoria sobre el Cerro de la Cruz (Almedinilla), destruido en época de Viriato.

    Dirigió entre 2012 y 2015 la revista Gladius y su serie monográfica, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, dedicadas a la arqueología militar. Es patrono de la Fundación Pastor de Estudios Clásicos y miembro del Instituto Arqueológico Alemán entre otros cargos, así como miembro fundador de la Asociación Española de Historia Militar.

    Entre sus premios cabe citar la Medalla de Honor de la Asociación Española de Amigos de la Arqueología, el premio Vaccea de la Universidad de Valladolid a la Investigación y Divulgación en Arqueología (2012), el Premio Hislibris al Mejor Ensayo Histórico en 2010 por su libro Armas de la Antigua Iberia, entre otros.

    Entre sus numerosas y variadas publicaciones cabe citar, relacionadas con el tema de la batalla de Maratón, los libros Armas de Grecia y Roma (2008), Ultima Ratio Regis: control y prohibición de las armas de la Antigüedad a la Edad Moderna (2009) o Cascos hispano calcídicos, símbolo de las élites celtibéricas (2014, con R. Graells y A. Lorrio).