Double bass & piano recital Lunchtime Concerts

Double bass & piano recital

  1. The event took place on
Luis Otero, contrabass. Ángel Gago, piano

BRUCH, ilustre profesor de composición en Berlín, escribió numerosas obras concertantes. Aunque tuvieron más celebridad las de violín, no son desdeñables las de violonchelo, especialmente el Kol Nidrei para violonchelo y orquesta, un emotivo adagio sobre melodías judías que está fechado en 1881 y al que Schoenberg, que escribió otra obra con el mismo título, tachaba de excesivamente sentimental.


G. BOTTESINI fue uno de los músicos italianos más activos del siglo XIX en su triple faceta de contrabajista, director de orquesta y compositor. Como virtuoso del contrabajo recorrió todo el mundo en apoteósicas giras, ofreciendo obras propias sin más pretensiones que el lucimiento del instrumento y la seducción del público. Su huella pervive a través del famoso Método de contrabajo que revolucionó la técnica del instrumento. Sus músicas, en un estilo ecléctico, conservador en el fondo y en la forma, están llenas de encanto y brillantez. Bottesini actuó muchas veces en España entre 1861 y 1871 tañendo y dirigiendo la Orquesta de la Sociedad de Conciertos.


J. TAKÁCS, compositor, pianista y etnomusicólogo austriaco era de origen húngaro. Aunque su interés por el folklore se amplió en sus épocas de profesor en El Cairo y en Manila, muchas de sus obras tienen origen en el folklore de su país natal, como la que hoy se interpreta.


I. ALBÉNIZ compuso hasta seis barcarolas para piano, pero la más famosa es la titulada Mallorca, que posiblemente fue interpretada por su autor en la gira inglesa de 1891. Es ejemplo perfecto de su primera época, sin más preocupaciones que la de agradar.


G. CASSADÓ fue uno de nuestros más eminentes violonchelistas, solo eclipsado por la fulgurante carrera de Pablo Casals. Escribió bastante música de cámara, hoy muy poco interpretada, salvo algunas de las obras que destinó al violonchelo, como la Sonata en estilo antiguo español o los Requiebros, que siguen la estela de las Goyescas de Enrique Granados.