Viola & piano recital Lunchtime Concerts

Viola & piano recital

  1. The event took place on
Rocío Gómez Plaza, viola. Amaia Zipitria, piano

M. DE FALLA compuso en los últimos años del siglo XIX, para el violonchelista aficionado y un poco protector suyo Don Salvador Viniegra, algunas piezas para violonchelo y piano que se estrenarían en el salón gaditano de los Viniegra y quedaron luego sin editar en el olvido. El catedrático de viola del Real Conservatorio madrileño, Emilio Mateu, las ha adaptado recientemente para viola y piano: Son música de salón pero de gran calidad, siguiendo el modelo de Grieg o de Tchaikovsky. Estamos, como quería Gerado Diego, en el "PreManuel de AnteFalla".

El gran violinista rumano G. ENESCO, gran compositor formado en Viena y en París, compuso en la primera década del siglo XX una serie de piezas para los concursos del conservatorio francés, donde aún se las utiliza. El Konzertstück (pieza de concierto) para viola y piano, de 1906, es tal vez la más lograda de todas.


BRAHMS compuso en 1894, al final de sus días, dos extraordinarias Sonatas para clarinete o viola y piano. La versión para clarinete tiene muchos defensores, ya que Brahms era muy amigo del clarinetista Richard Mühlfeld (a quien había destinado el Quinteto y el Trío) y consideraba además que los instrumentos de viento se fundían mejor con el piano que los de cuerda. Pero la versión con viola, sobre ser tan legítima como la otra, tiene muchas cualidades innegables, dado el carácter otoñal de su timbre, tan querido por Brahms. Hoy escuchamos la primera, en Fa menor y cuatro movimientos.
El argentino A. PIAZZOLLA partió del folklore urbano pero se atrevió a llevarlo a la música "culta". Con Le grand tango, dedicado a Rostropovich, comienza su serie de composiciones para violonchelo. Es una obra en la que emplea las tradicionales configuraciones rítmicas del "tango" pero intensificando el apasionado estilo característico de esta música con armonías politonales y con "clusters".