Piano recital Lunchtime Concerts

Piano recital

  1. The event took place on
Juan Carlos Martínez, piano

A. BODÓ, compositor y pianista húngaro afincado en España, nos dice sobre sus obras: "Mi música tiene sus raices en el lenguaje pianístico de Ravel, Bartòk y Zoltán Horusitzky. Cada composición está inspirada en algún acontecimiento o experiencia de mi vida. Viajes, contactos con tierras lejanas y mágicas, que me impactaron e inspiraron a componer. Las primeras cuatro obras de las Once piezas características nacieron en Colombia durante mi estancia en Medellín. La última canción de esta serie surgió cuando vi desde la increible altitud del Pico del Teide el océano Atlántico. Aparte de los bellísimos recuerdos, todo mi trabajo tiene un fin pedagógico. Me gustaría enseñar a los jóvenes cómo entusiasmarse por el piano y manejar su mecanismo.
El catalán F. MOMPOU es uno de los músicos más exquisitos de su tiempo en una obra volcada fundamentalmente en el piano. Suburbis es ejemplo soberbio de sus inicios (1916-1917) y refleja las impresiones que le causaban los paseos por las afueras de Barcelona, por los suburbios y los barrios extremos. "La calle, el guitarrista y el viejo caballo" es la última cronológicamente. "Gitanas I" las describe echando la buenaventura, mientras "Gitanas II" las rememora bailando y cantando. "La cieguecita" es una suerte de plegaria, mientras que "El hombre del aristón" describe a un músico popular con su instrumento mecánico. Lenguaje post-impresionista y armonización personalísima arropan descripciones tan sutiles como encantadoras.
El también catalán E. GRANADOS consiguió con los diferentes episodios de Goyescas la sublimación de su piano y una obra maestra de la música española de comienzos del siglo XX. Ayudado por su habitual colaborador Periquet hizo una ópera partiendo de estas músicas, estrenándola con gran éxito en Nueva York en 1916, poco antes de su muerte, pero es preferible el original pianístico. "Coloquio en la reja" es un dúo de amor delicado y emotivo.


El gaditano M. DE FALLA escribió la Fantasía bética en 1919 a petición de Arturo Rubinstein y logró en ella la cumbre de su piano y una de las páginas más hermosas de toda su música. Es una de las últimas obras que escribió basándose en el folklore, pero sin citas directas, y aunque con gran libertad no está lejos del espíritu constructivo de la sonata clásica.